El hotel Werelds aan het Strand’ tiene una personalidad musical propia, un resort único con toques del Caribe y el encanto del sur. Excelente equilibrio en la música, en el desarrollo y la realización de este alucinante complejo turístico la preservación del medio ambiente y el hábitat ha sido el objetivo principal.

El diseño ha sido ajustado y ejecutado completamente teniendo en cuenta las condiciones ecológicas previas, caracterizando la naturaleza circundante. Dentro de las posibilidades razonables la naturaleza es restaurada y donde sea posible mejorada. La buena música se mezcla perfectamente con la última oportunidad de disfrutar del medio ambiente y de la intimidad.

Discretos pero claramente presentes en ‘Werelds aan het Strand’ están los 64 altavoces tipo monitores arquitectónicos Bowers & Wilkins (AM-1) y los 8 subwoofers (PV1D). Para una experiencia sin fatiga que apoye una intimidad relajada, los niveles de volumen pueden desplegarse moderadamente con esta cantidad de altavoces, pero la música le llegará con un gran impacto ambiental. Crea un escenario sonoro uniforme con una amplia dispersión, gran detalle y colocación en todo el local.

Todos los altavoces se han colocado y conectado en configuración cruzada para que el público pueda experimentar una reproducción de sonido estéreo en todos los lugares donde esté sentado. “Experimentamos muchos momentos de escalofríos, también causados por la colocación de los subwoofers en el techo. Con su forma redonda no sólo proporcionan un excelente equilibrio en la música, sino que también encajan perfectamente con el diseño industrial. Lo mismo ocurre con los altavoces para exteriores, incluso con la música a bajo volumen, todo es claramente audible”.

El paraíso está más cerca de lo que usted piensa

Disfrute de la gloriosa emoción de la playa de arena blanca y del fascinante baile de la deslumbrante luz del sol en la terraza mientras toma una margarita. En Beachresort Werelds aan het Strand puede relajarse y rejuvenecer sus sentidos, mientras experimenta una gran cantidad de comodidades, con un ambiente junto a la playa que es realmente inolvidable.

Michel Schreuder y el chef ejecutivo Joost Maarschalkerweerd explican: “No tuvimos que pensar mucho en usar las soluciones de sonido de Bowers & Wilkins. Ambos experimentamos a Bowers & Wilkins tanto en casa como en el trabajo y estamos acostumbrados a su calidad de sonido sin compromisos”. Disfrutamos de una encantadora música lounge y de jazz. Durante las primeras pruebas se tocó ‘Live in Paris’ de Dianna Krall: “Hermoso, como si estuviera pasando justo delante de nosotros”.

Un gran sonido de una pequeña burbuja

No menos de 8 subwoofers PV1D están implementados en ‘Werelds aan het Strand’. Todos los PV1D se fijan ingeniosamente al techo, colgando al revés y fijados con una robusta construcción industrial de metal.

Inspirado en los recipientes de presión en alta mar, la forma de burbuja del PV1D es una bella solución a los problemas que afectan a los subwoofers convencionales. La estabilidad inherente de PV1D significa que puede ser empujado un poco más lejos. El montaje simétrico de sus unidades de doble transmisión mantiene el subwoofer perfectamente en equilibrio mientras está colgado, de modo que no hay movimiento cuando retumba. La disposición espalda con espalda también mejora aún más la distribución de la presión dentro del altavoz.

Con su distintivo gabinete en forma de burbuja y sus avanzadas características digitales, el subwoofer ofrece la combinación perfecta de rendimiento, flexibilidad y control.

El subwoofer ofrece unos graves rápidos y profundos. Gracias a su calibración automática y a las opciones de preajuste, fue extremadamente fácil conectar una gama de altavoces Bowers & Wilkins Architectural Monitor PM-1. El amplificador Clase D de 400W ofrece unos niveles de salida impresionantes que satisfacen las necesidades específicas, aunque diferentes, de esta residencia multifuncional.

Altavoces AM-1: Monitor arquitectónico

PV1D: Subwoofer de vaso de presión

Amplificación Rotel: RKBD8100