El periodo de vacaciones escolares comienza y las madres trabajadoras en México, especialmente aquellas a cargo de un hogar monoparental, enfrentan el complicado dilema de la seguridad de los pequeños durante el verano. Mientras que muchas mujeres recurren a servicios de guardería u optan por llevar a sus hijos con ellas al trabajo, la mayoría se ve en la necesidad de dejar a los niños solos en la casa o bajo el cuidado de una niñera o familiar cercano.

Según datos de la Encuesta Nacional de Empleo y Seguridad Social(ENESS) 2013, un problema al que se enfrentan las madres trabajadoras es el cuidado de sus hijos pequeños en horario laboral, pues del total de niños menores de siete años con una madre trabajadora, 31% se encuentran al cuidado de su abuela, 17% son cuidados por su papá u otro familiar y 3% son dejados con alguna persona sin ningún parentesco (nanas o personal de servicio). Por su parte, 25% son llevados al trabajo con la mamá, mientras que 13% se encuentran en una institución educativa y un 9% son albergados por una guardería (pública o privada), esta última, cifra que va en aumento conforme más y más mujeres solteras, viudas o separadas se ven obligadas a salir a trabajar para mantener a su familia.

La seguridad es entonces una preocupación fundamental para las madres cuyo horario laboral no les permite compartir el tiempo de vacaciones con sus pequeños. En estos casos, la tecnología se vuelve un aliado fundamental gracias a la disponibilidad de nuevos sistemas de seguridad inteligentes, capaces de mantener a las mamás cerca de su familia, sin importar las distancias y los complicados horarios de trabajo.

A pesar de que existen cientos de soluciones de seguridad, como alarmas, botones de pánico o las rudimentarias, pero indispensables, rejas y bardas, la mujer moderna que cuenta con un smartphone y está siempre conectada al Internet requiere de una herramienta más avanzada, que cumpla con sus necesidades sin desviarla de su atención en el trabajo.

Es ahí que se presentan opciones como Ring, un sistema de vigilancia compuesto por un video timbre – equipado con una cámara y un micrófono – y cámaras especiales para exteriores, que en conjunto realizan una transmisión en tiempo real, visible de forma remota a través de unsmartphone. El sistema inteligente permite observar en la pantalla del dispositivo móvil cuando alguien toca a la puerta e interactuar con los visitantes a través de una aplicación, sin necesidad de abrir la puerta o siquiera estar presentes. Mejor aun, si una visita inesperada se acerca a la propiedad y no toca el timbre, gracias al sensor de movimiento, Ring le envía una alerta al celular de la madre para que pueda revisar, a través de la cámara HD, quién está cerca de su propiedad.

Incluso cuando la mujer debe recurrir a servicios de entrega a domicilio – como los de farmacias, restaurantes o tiendas de autoservicio – para aprovechar tiempos libres en el trabajo sin tener que trasladarse grandes distancias, esta solución ayuda a monitorear la llegada de repartidores y personal de servicio, mientras se procura la seguridad de los integrantes de la familia en el interior del hogar.

Ya sea a través de un mensaje de texto, una videollamada o un sistema de seguridad en tiempo real, las mamás “2.0” se apoyan cada vez más en la tecnología para estar siempre cerca de los suyos y mantener todas las facetas de su vida en equilibrio.

Related Posts