https://www.instagram.com/p/CGa4PQrDcZg/?utm_source=ig_web_button_share_sheet

Ajoblanco es un restaurante de cocina mediterránea española que solicitó al equipo de DIN interiorismo desarrollar un diseño que se relacionara con su menú.  El mar mediterráneo que baña las costas españolas fue el concepto que definió la paleta de color y los elementos utilizados para dar forma al interiorismo de este proyecto.

El espacio que utilizaría el restaurante está divido en tres niveles, por lo que fue importante generar un lenguaje que unificara todo el concepto aprovechando los cambios y la amplitud de las diferentes áreas.

En la recepción se diseñó una celosía a base de cuerdas y como el elevador es el eje que verticalmente conecta los diferentes pisos, se destacó recubriéndolo de material cerámico tipo madera que se combinó con vidrio color azul hacia la fachada, y lograr que sea el primer impacto.

La planta baja y el primer nivel están conectadas por medio de la cava, que fue diseñada dentro de una caja de cristal, con estructura metálica y madera, para aprovechar los brillos y colores de la exhibición de botellas. El primer piso es un espacio espectacular que destaca por su doble altura y la selección de elementos que transmiten todas las señales para que el comensal descifre la atmósfera que está disfrutando.

Al subir por la escalera hacia el segundo nivel se encuentra el cubo de iluminación original. Con las modificaciones del proyecto era necesario dar iluminación natural a la cocina, así que se tomó este espacio dándole valor, creando una escultura de peces tejidos en alambre de la artista Girasol Botello. En el tercer nivel, al salir del elevador, se encuentra un puente de cristal que comunica con los salones privados.

El equipo dirigido por el interiorista Aurelio Vázquez se encargó de que todos los detalles dieran sentido al proyecto. Diseñaron la disposición de una lluvia de luminarias —que recuerda a las estrellas en medio del océano— sobre la barra del bar recubierta en Krion, en un blanco absoluto que destaca dentro de un espacio lleno de color.

Las columnas de todo el restaurante se cubrieron con láminas de acero oxidadas, dando la sensación de que fueron traídas del mar. Se colocaron tapices a gran escala que aportan color y movimiento, además de servir como elementos fonoabsorbentes en respuesta a los materiales seleccionados para recubrir el piso y los muros como porcelánicos tipo madera, mármol y piedra caliza. La paleta de color es neutra combinada con colores azul y para los baños se añadieron toques de colores contrastantes.

Nombre del proyecto: Ajoblanco

Diseño Arquitectónico: DIN interiorismo

Interiorista: Aurelio Vázquez

Localización: Lomas – Virreyes, Lomas de Chapultepec, 11000 Ciudad de México, CDMX.

Fotografía: Aldo Gracia.

Año:2018

Superficie:

PB: 235.21m2

N1: 235.53 m2

N2: 182.28 m2

Marcas: Porcelanosa, Tres tintas, David Pompa, Krion.