Sistemas LF de Meyer Sound en la instalación de Realidad Virtual de Alejandro G. Iñárritu

Alejandro G. Iñárritu, el ganador del premio Oscar por The Revenant, ahora devela su primera aventura cinematográfica en realidad virtual (VR), titulada “CARNE y ARENA”. Este film sumerge al participante en la experiencia de refugiados e inmigrantes que cruzan la frontera entre México y Estados Unidos.

Hay una reseña muy emotiva en el New York Times en español y se puede leer aquí: https://www.nytimes.com/es/2017/05/20/inarritu-carne-arena-cannes/

Para crear los niveles requeridos para un realismo cercano, la tecnología VR custom implementada para la instalación VR incluye “masivas” cajas acústicas Meyer Sound capaces de producir niveles de presión sonora insospechadamente a frecuencias que se extienden por debajo del umbral de audición.

“Mi intención era experimentar con la tecnología VR para explorar la condición humana, en un intento de romper la dictadura del marco – dentro del cual las cosas son observadas – y reclamar el espacio para permitir al visitante pasar por una experiencia directa caminando en los pies de los inmigrantes, bajo su piel, y en sus corazones “, dice Alejandro G. Iñárritu.

La instalación visual experimental “CARNE y ARENA” es una experiencia en solitario de seis minutos y medio que reúne a Alejandro G. Iñárritu y al cinematógrafo Emmanuel Lubezki, tres veces ganador de la Academia, junto a la productora Mary Parent. El diseño de sonido para el proyecto estuvo a cargo de Martín Hernández, otro colaborador frecuente de Iñárritu, y el director de sonido de Skywalker Sound Randy Thom en los estudios de Skywalker Sound en el condado de Marin, California. El desarrollo del sistema de exposición fue supervisado por el Director de Ingeniería de Skywalker, Steve Morris.

“CARNE y ARENA”, producida y financiada por Legendary Entertainment y Fondazione Prada, se estrenó en el 70º Festival de Cannes. Es el primer proyecto VR elegido como Selección Oficial del festival de cine. Habrá amplias exposiciones en la Fondazione Prada en Milán y en el Museo de Arte del Condado de Los Ángeles, así como en el Centro Cultural Tlatelolco en la Ciudad de México.

La exposición se limita a una persona a la vez, ya que el participante en solitario es libre de moverse físicamente alrededor de un espacio de unos 232 metros cuadrados para experimentar la acción desde diferentes perspectivas. El audio de banda ancha se escucha en los auriculares Sony de los visores Oculus Rift. Sin embargo, los auriculares solos no pueden transmitir la experiencia completa de las potentes frecuencias bajas, señala John Meyer. “La mayoría de los auriculares no pueden reproducir sonidos limpios y potentes por debajo de los 50 Hz”, explica, “y el efecto visceral de los mínimos extremos implica sensaciones que son procesadas por el cerebro independientemente de las orejas”.

El sistema para la instalación VR utiliza dos sistemas Meyer Sound diferentes. Uno de ellos es el elemento de control de baja frecuencia 1100-LFC, un elemento básico en sistemas touring para artistas tan diversos como Celine Dion, Ed Sheeran y Metallica. El otro es el nuevo elemento de control de baja frecuencia VLFC, recientemente en producción pero con disponibilidad limitada, que está reforzando el extremo extremo de la actual gira de Metallica. El VLFC reproduce poderosamente el sonido sólo en una sola octava que puentea el umbral de la audición, entre 15 Hz y 30 Hz.

“Desarrollamos las primeras versiones de la VLFC para la NASA para usar en pruebas de vibración”, dice Meyer. “Pero decidimos continuar el desarrollo para usos tanto en aplicaciones de cine como de concierto. Hemos hecho extensas pruebas doble ciego aquí en nuestro propio Pearson Theatre. No hay duda de que las personas tienen una respuesta psicológica diferente cuando agregamos o eliminamos esa octava extra de 15 a 30 Hz”.

Meyer Sound tiene una larga historia de desarrollo de sistemas de bajos profundos para aplicaciones cinematográficas. Uno de los primeros productos de la compañía, el subwoofer prototipo 650, fue construido en 1979 a petición de Francis Ford Coppola para la versión de gira de 70 mm de Apocalypse Now.

 

 

El poder de la octava más baja

VFLC

El nuevo VFLC de Meyer Sound recién hizo su su debut global en el WorldWired Tour de Metallica, se trata de un caja acústica con elemento de control de muy baja frecuencia, un dispositivo devastadoramente potente que reproduce sólo una octava – la que abarca el umbral inferior de audición – de 32 Hz a 14 Hz. Dos arreglos colosales, cada uno con 21 gabinetes VLFC, producen una intensa onda de choque que literalmente puede quitarle el aliento.

“Utilizamos los VLFC como un efecto especial para crear una experiencia realista de una explosión, una que te sientes en el pecho más de lo que oyes con tus oídos”, comenta Hughes. “Cuando se desata la pirotecnia para canciones como One, los arreglos VLFC completan el efecto visual. Tienes los flashes de la luces y entonces recibes la conmoción de esta onda subsónica masiva. Se mueve mucho aire. Definitivamente puedes sentirlo”. Ingeniero de FOH de Metallica “Big Mick” Hughes.

1100-LFC

De acuerdo a Meyer Sound las cajas 1100-LFC no deben llamarse simplemente subwoofers sino low-frequency control units.

Características notables:

  • Excepcional headroom en bajas frecuencias, lo que se traduce en claridad a niveles operativos extremos
  • Se trata de un nuevo desarrollo totalmente construido desde cero. Su intención es la reproducción de frecuencias bajas con ultra baja distorsión, lo que permite oír el rango dinámico completo de los instrumentos.
  • Una perfecta combinación de linealidad y potencia le da total flexibilidad y control en el diseño de sistemas de directividad en low-end.
  • La tecnología autoamplificada elimina racks repletos de amplificadores, los cables de los altavoces largos y cualquier calibración de los ajustes de ganancia y cruce. El sistema puede ser aparejado y estar listo en minutos.
  • El gabinete apropiadamente entonado incorpora dos unidades de 18” cada una
  • Gabinete de madera de múltiples capas, rejilla de acero protege a los drivers. Los patines de plástico en la parte inferior protegen al sistema del desgaste.
  • Las unidades se pueden apilar o volar todas orientadas hacia adelante o con algunas invertidas para dirigir la energía de baja frecuencia a donde se necesita.
  • El programa de predicción acústica MAPP XT permite a los usuarios diseñar configuraciones de baja frecuencia con una precisión excepcional. La supervisión remota de RMS simplifica la supervisión en tiempo real del rendimiento del sistema.

Opiniones:

Teatro

“En mi primera escucha del 1100-LFC, estaba parado a 5 metros de distancia en una pequeña habitación de unos 9 por 12 metros. A medida que el 1100-LFC reproducía graciosamente las frecuencias bajas, mi estómago y mi ropa saltaban al ritmo de la música. A niveles de presión sonora altos y bajos, en lugar de escuchar el esfuerzo común de los componentes, escuché un sonido muy musical con la profundidad dinámica de los instrumentos. Inmediatamente puse el 1100-LFC en uno de mis shows y estoy muy feliz con esta decisión”. Jonathan DeansSound Diseñador

Alquiler de eventos

“La principal razón por la que compré el 1100-LFCs fue para obtener más potencia con gabinetes más compactos. Pero me sorprendió gratamente lo bien que suenan. Es una calidad difícil de poner en palabras, pero tienen una sensación más grande, con más calidez y pureza”. George Relles Propietario de George Relles Sound.