Con el uso de proyectores LampFree de Casio, la Universidad De La Salle Bajío cumple con dos propósitos fundamentales: oferta de recursos tecnológicos de vanguardia y conservación del medio ambiente.

Clases interactivas, con alumnos y profesores compartiendo en pantalla contenidos audiovisuales desde sus dispositivos móviles, al mismo tiempo que contribuyen a la conservación del medio ambiente, son escenas cotidianas en la Universidad De La Salle Bajío. Para lograrlo ha comenzado un programa de renovación tecnológica en el que 84 videoproyectores LampFree de Casio aportan, tanto funciones de conectividad y despliegue de imagen ideales para el salón de clases, como características de ahorro de energía, baja emisión de calor y mínimo mantenimiento.

En el rubro tecnológico, De La Salle Bajío tiene claras sus prioridades, pues aprovecha todos los recursos disponibles para integrar soluciones que brinden el mejor servicio y atención a las necesidades de una comunidad de más de mil docentes y más de 17 mil alumnos. No es casualidad que la institución sea reconocida, por medios y entidades especializadas, como una de las organizaciones tecnológicamente más innovadoras en el país.

La buena planeación y utilización de recursos se ejemplifica claramente al hablar de videoproyección. Desde hace años, la universidad adquirió un gran número de proyectores con lámpara de mercurio con los que atendió los requerimientos de despliegue de imágenes de sus usuarios. Sin embargo, el Departamento de Recursos Tecnológicos se mantiene al día en cuanto a novedades, así que la línea de proyectores Casio LampFree llamó su atención y fue considerada para el momento de comenzar con la renovación de sus equipos de proyección.

En una primera etapa, se han instalado 84 proyectores LampFree XJ-F20XN, distribuidos en las diferentes áreas del plantel, desde salones, auditorios y aulas tecnológicas, hasta las aulas virtuales o el laboratorio de neurociencias.

De acuerdo a Enrique Daniel Gutiérrez del Río, Jefe de Recursos Tecnológicos de la Universidad De La Salle Bajío, la decisión por incorporar la tecnología libre de lámpara de mercurio de los proyectores Casio se fundamentó en varios argumentos: conectividad inalámbrica, facilidad de uso, mantenimiento sencillo y operación amigable con el medio ambiente.

“Antes de implementar una solución, primero hacemos pruebas para asegurarnos que la tecnología sea conveniente para todo nuestro público. Buscamos implementar soluciones que requieran un nivel de conocimiento técnico básico para que cualquier persona pueda operarlas”, menciona el Jefe de Recursos Tecnológicos. “Nuestro día a día es complicado puesto que atendemos un volumen alto de usuarios, tanto reparación, como prevención de fallas e implementación de nuevas soluciones y tecnologías, desde secundaria hasta doctorado”.

Los LampFree XJ-F20XN permiten que los usuarios conecten sus computadoras o dispositivos móviles de diferentes plataformas, inalámbricamente o por cable, para proyectar contenidos. Esto genera una mayor interacción entre alumnos y docentes, pues hasta cuatro usuarios pueden compartir la pantalla al mismo tiempo, función muy útil, tanto en clases totalmente presenciales, como en sesiones que integren videoconferencia.

“No se requiere ser un experto para usar los proyectores. La operación y mantenimiento son muy sencillos. Casi es un equipo autónomo”, afirma Enrique Daniel Gutiérrez del Río, quien destaca también el poco mantenimiento que requieren y el atractivo costo total de propiedad (TCO).

Las características de ahorro de energía, baja emisión de calor, larga vida en su fuente lumínica, que además está libre de un elemento contaminante como el mercurio, hacen que el uso de proyectores Casio sea congruente con la política de ser una universidad amigable con el medio ambiente y una institución sostenible.

Una institución con conciencia ecológica

El uso de tecnología con sentido ecológico no inició con la integración de los proyectores LampFree, pues De La Salle Bajío lleva años implementado diferentes programas a favor del medio ambiente. Desde la diaria separación de basura o la siembra de más de 8 mil árboles, hasta el uso de silos de agua para el mantenimiento de áreas verdes y la generación de energía a través de paneles solares. 

El Jefe de Recursos Tecnológicos explica que, alrededor del 48% de la energía que consume la universidad se genera por medio de 1,960 paneles solares. Y agrega que la tecnología también está detrás del proyecto de separación de basura.

“Los silos de agua, ubicados en la parte inferior del pasto, trabajan en conjunto con un material absorbente que facilita el riego, mantiene verde el césped, y evita el desperdicio del agua. Además, tenemos un convenio con el Sistema Municipal de Agua, quien nos proporciona agua tratada para uso de limpieza o riego de plantas” añade Enrique Daniel Gutiérrez del Río, al destacar las estrategias medioambientales de la institución.

Tecnología al servicio de una educación humanista

La tecnología que se utiliza y desarrolla dentro de la universidad está al servicio de una educación humanista orientada al crecimiento de los individuos. Así que, el rancho y el invernadero robotizados del Área de Agronomía, las radiografías digitales en Odontología, los cortadores láser que usan en Diseño, o los equipos del Centro de Medios Audiovisuales, son tan importantes como la difusión cultural que se hace a través del espectacular MiM (Mi Museo Universitario).

“El reto más grande es alcanzar la satisfacción total de nuestros alumnos, cubrir todas sus necesidades tecnológicas, tanto futuras, como actuales, y tratar de comprometerlos al 100% en el uso y aprovechamiento de las soluciones que se puedan implementar para el aprendizaje dentro de la universidad”, concluye el Jefe de Recursos Tecnológicos, Enrique Daniel Gutiérrez del Río.