A veces, los clientes piensan que, en nuestra fantástica industria todas las compañías “somos iguales y hacemos lo mismo”, y por lo tanto, para ellos, asignar un proyecto a una o a otra, es prácticamente lo mismo. Lo que quiero decir es que, el cliente puede encontrar complicado hacer una diferenciación real entre empresas. Y por más, que a lo largo del tiempo todos hemos venido trabajando en cómo lograr que nuestras empresas sean diferentes, y que el cliente lo note desde el primer momento.

Tal vez el primer punto es recordar que el producto somos nosotros, al decir nosotros, me refiero a todos los que colaboramos en la empresa, en todos los puestos, en todo lo que hacemos y a lo largo de todos los días. La actitud con que hacemos nuestro trabajo afecta al cliente de una u otra manera. El apoyo a las personas que por sus actividades tienen el contacto directo y constante con el cliente es imprescindible. Es por eso, por lo que son vitales los procesos y metodologías de trabajo definidas, conocidas y empleadas por todos en la organización. Además, que la validación y revisión al cumplimiento de los procesos debe ser una actividad programada, para identificar y corregir desviaciones.

Como clientes, no queremos sentir que nos están vendiendo todo el tiempo, ni que siempre se nos recomiende la opción de mayor precio. Como clientes, estamos de acuerdo que las empresas ganen dinero, pero queremos soporte constante para estar seguros de volver a comprar nuevamente con ellos, algunas empresas han implementado programas para conservar al cliente mediante comunicación constante pero no invasiva. Agradece a tus clientes, ten detalles con ellos que les hagan sentir que los quieres conservar por toda la vida

Sobre las marcas que empleamos, el tema da para mucho para hablar y por supuesto cada empresa tiene sus ideas, todas muy respetables. Pero hay un hecho innegable, la relación de nuestra empresa con sus proveedores: ¿hemos pensado en qué pasaría si nos acercáramos a nuestros proveedores para hacer planes para los próximos meses? En general, las marcas son definidas por nosotros y los criterios tienen que ver con la calidad, desempeño, durabilidad del producto y el servicio posventa. Pero ¿hemos platicado esto a detalle con nuestros proveedores?

En general, hay atención constante en el departamento de ventas, después de todo ellos buscan y tienen contacto permanente con los prospectos y clientes, pero aprovechar la información que ellos traen de regreso, puede ser valioso para la compañía ¿Qué pide el mercado, escuchan sobre nuevas necesidades o aplicaciones? ¿Conocen las tendencias y nuevas tecnologías? Por bien que funcione el área, es conveniente aprovechar su punto de vista.

Siempre hemos dicho que los técnicos son la cara de nuestra compañía ante los clientes, pero ¿les damos las herramientas para que nos representen de la mejor manera? Procesos, atención y supervisión son esenciales para respaldar su trabajo. Pero ¿la gente de oficina esta consciente y hace lo necesario?

Seguramente sabemos ¿Cómo ve la gerencia el trabajo de los técnicos? Pero nos preguntamos ¿Cómo ven los técnicos el trabajo de la gerencia?

Aprovechando la relación con proveedores y la que ofrecen las asociaciones, ¿contamos con un plan de entrenamiento? Lo ideal es definir el nivel de conocimiento que deseamos para la gente, el tiempo y el presupuesto que podemos destinar. Para que funcione debe programarse como una mas de las actividades a realizar, por ningún motivo dejarlo para cuando haya tiempo.

Conclusión

Nunca podremos decir que “somos dueños de un cliente”, pero podemos tener con él una relación cordial y de muy largo plazo. Si tratamos al prospecto de la misma forma que a quienes ya han sido nuestros clientes, y si nuestras políticas, procesos y metodologías de trabajo están orientadas a satisfacer al cliente, tenemos una excelente oportunidad de orientar nuestra empresa hacia el futuro, esto no es un tema exclusivo de la alta dirección, es de cada uno de nosotros, los colaboradores a todos los niveles de la organización, participemos para hacer crecer a nuestras empresas.

Todo afecta, desde el entrenamiento hasta el verdadero trabajo en equipo, desde cumplir con la puntualidad al llegar a la oficina, hasta respetar nuestros compromisos con el cliente.

Seguramente cometeremos errores, pero el cómo busquemos resolverlos hará una diferencia, esto puede hacer que el cliente entienda las diferencias entre nosotros y otras compañías.

La música de hoy se agradece a la transmisión en línea del Bimhuis TV Spring Streams Livestream Festival, el viernes 14 y sábado 15 de mayo: 6 duetos cada día tan variados como contrabajo y percusiones, voz y piano, clarinete y violín, muchas, pero muchas excelentes interpretaciones. Tres horas de música en cada sesión, acompañados de pequeñas charlas con los lideres de cada dueto ¡Un evento pensado para regalarnos dos tardes fantásticas! Si son aficionados a las improvisaciones, polifonía y música experimental, no se la pierdan en YouTube.

Y como fue música tan variada, hubo que acompañarla de dos whiskys muy diferentes entre sí, Bowmore 12 con sabor medianamente ahumado y Glenfiddich 12 de sabor afrutado.

Por Sergio Gaitán, director de GME Aprendizaje