En el mejor de los casos, la buena mesa agrada a todos los sentidos y no molesta a nadie. Para Tanya Holland, propietaria y chef ejecutiva de Brown Sugar Kitchen, la calidad del sonido que se escucha dentro del restaurante juega un papel crítico para complementar lo que sus invitados experimentan con la comida y la bebida. Para asegurar una experiencia auditiva óptima, Holland eligió instalar un sistema Meyer Sound Constellation en su nueva ubicación en Oakland, California.

“La banda sonora siempre ha sido importante para Brown Sugar Kitchen”, dice Holland. “Es crucial que la música que tocamos -una mezcla de soul, R&B, pop americano y algo de clásico- se integre en la experiencia del cliente de una manera que siempre sea agradable y nunca compita en volumen con el ruido de la cocina o las conversaciones de otras personas. Lo hemos hecho con Constellation, y los resultados son realmente sorprendentes”.

Antes de la inauguración, Holland había oído hablar a otro chef sobre el excelente sonido de Comal, un restaurante de Berkeley equipado con Constellation. Después de una experiencia auditiva allí y más tarde en otro restaurante de Oakland, Oliveto, se convenció.

“He estado en otros restaurantes donde no hay control acústico y los sistemas de sonido son deficientes”, recuerda, “y la experiencia puede ser bastante incómoda. Después de escuchar Constellation en Comal y Oliveto, me di cuenta de que estos sistemas cambian el juego”.

En aplicaciones de restaurantes, el proceso de diseño comienza con el establecimiento de una acústica física de línea de base relativamente muerta, amortiguada más allá de lo que es necesario para una atmósfera animada. Constellation reintroduce entonces un concepto acústico aireada y convival (de convite), pero de una manera controlada que nunca permite que la habitación se vuelva sobreexcitada y cacofónica.

Constellation también crea “microclimas sónicos” que permiten una fácil conversación alrededor de la mesa mientras borran las voces desde lejos. La música de fondo o de primer plano se puede introducir y equilibrar para adaptarse al estado de ánimo y a la hora del día.

El sistema Constellation para el área de comedor de 85 asientos de Brown Sugar Kitchen consta de 16 altavoces de techo de rango completo Ashby-5C aumentados para obtener unos graves amplios con 10 subwoofers en miniatura MM-10XP. Todos los altavoces emplean la exclusiva tecnología IntelligentDC de Meyer Sound, la cual combina de manera única los beneficios sonoros de los altavoces autoamplificados con la facilidad de instalación de los sistemas de voltaje constante distribuido.

Quince micrófonos cardioides en miniatura están discretamente montados alrededor del techo para la detección ambiental, y una plataforma de audio digital D-Mitri proporciona entradas y salidas, así como emulaciones acústicas flexibles utilizando el algoritmo patentado D-VRAS. Los niveles del sistema y las configuraciones prefijadas se pueden controlar a través de un mando a distancia del iPad.

El éxito de Constellation depende del establecimiento de una acústica física de línea de base complementaria, una tarea desafiante en Brown Sugar Kitchen debido a su fachada con ventanas de cristal y suelo duro. En consecuencia, el techo se hizo altamente absorbente, y las paredes restantes fueron tratadas para minimizar los reflejos del sonido. En ese sentido, varios paneles acústicos personalizados Libra de Meyer Sound cumplieron una doble función, absorbiendo sonidos y contribuyendo en gran medida al ambiente visual del espacio.

“También soy muy especial en cuanto al aspecto del lugar”, comenta Holland, “y yo personalmente selecciono las obras de arte para las paredes. Estaba encantada de saber que podía seleccionar mis propias imágenes y transferirlas a los paneles Libra. De hecho, para mí las reproducciones de Libra se ven mejor que los originales en lienzo porque la tela Libra tiene más textura”.

Aunque normalmente se utiliza sólo para ambientes acústicos y reproducción de música a un nivel relativamente bajo, el sistema cuenta con amplias reservas de energía – incluyendo potentes bajos – para aumentar la emoción cuando se desee. En varias ocasiones, se trajo a un DJ para elevar el nivel de energía y, aunque la sala carece de pista de baile, las sesiones provocaron una gran cantidad de “sonrisas y sacudidas de cabeza”, según Holland.

“Tenemos muchos músicos que vienen aquí y ciertamente han apreciado nuestro esfuerzo adicional para instalar un sistema Meyer Sound”, continúa. La mayoría de la gente generalmente no se da cuenta de ello cuando llegan, pero en el momento en que se van suelen decir: “Vaya, qué gran sistema de sonido”. Aprecian como pueden disfrutar plenamente de la música y aún así tener una conversación íntima alrededor de la mesa”.

El sistema de audio completo para Brown Sugar Kitchen fue instalado por BugID Audio Video Design and Integration of San Francisco bajo la supervisión de Matt Lavine. Otros componentes clave en el lado de la entrada incluyen un Apple Mac Mini (para el servicio de música de Spotify), un preamplificador Sound Devices USBPre 2 y un monitor de vídeo de 17 pulgadas de StarTech. El panel de DJ equipado con Extron incluye un Rolls MB15b Promatch para convertir entradas estéreo no balanceadas en salidas de audio balanceadas.

Tanya Holland es reconocida a nivel nacional como una de las principales exponentes de la cocina de soul food contemporánea, ganando múltiples premios Michelin Bib Gourmand y una invitación para aparecer en el Top Chef de Bravo TV. Su antigua ubicación en el oeste de Oakland fue una próspera meca para los devotos de las cocinas influenciadas por el sur, con desbordamientos en los períodos de mayor afluencia, lo que motivó su reciente traslado a la nueva y más grande ubicación.

Productos Destacados Meyer Sound

Ashby-5C, Constellation, D-Mitri, Libra, MM-10XP.