La colonia Polanco, en la Ciudad de México, se distingue no solo por ser una zona de gran plusvalía, sino porque cuenta con una interesante oferta de restaurantes y bares que destacan por su gran ambiente y vida nocturna. Entre ellos se encuentra La Bikina Polanco, la cual con pocos días de haber sido inaugurada, se ha posicionado como una excelente opción para disfrutar de una rica cocina y coctelería con los amigos y seres queridos.

Para consolidar el proyecto, los socios de La Bikina se dieron a la tarea de llevar a cabo diversas acciones para que el recinto integrara un estilo sobrio y de buen gusto; entre las mejoras y puntos clave que se hicieron destaca el audio. La compañía Audio-Flamingo y Vari Internacional fueron los encargados de desarrollar un diseño de audio acorde con los requerimientos establecidos por los dueños del lugar.

Para conocer de cerca lo que se hizo, platicamos con Agustín Strafon y Diego Martínez, socios fundadores de Audio-Flamingo y con Juan Francisco Álvarez, Gerente de desarrollo de negocios de Vari Internacional quienes detallaron los procesos que se realizaron.

“Ha sido una gran experiencia este proyecto, las personas de La Bikina estaban buscando un audio ambiental, nítido, que fuera versátil, tanto a volumen bajo como a un poco más fuerte en su operación cuando el lugar estuviera 100 por ciento en su ocupación. Además que tuviera una estética adecuada, una gran calidad y respaldo de la marca en sí, que no se limitara en solo la venta y compra de equipos. Ante ello nos dimos a la tarea de buscar un sistema que tuviera esas características pero además que estuviera acorde con el lugar, su target y concepto, este lugar tiene el récord Guinness de mezcales, además ofrece cocina de alto nivel y muy cuidada decoración, entonces teníamos que estar a la altura de este proyecto”, expresó Agustín Strafon

El proyecto contó con el sello de la firma L-Acoustics, y a través de Vari Internacional, distribuidor oficial, se brindaron las facilidades para contar con diversos equipos. Los sistemas utilizados fueron 5 bocinas 5XT (en el salón principal), 2 bocinas 4Xi (en las columnas de la planta baja), 2 bocinas 4Xi (en las columnas de la planta alta) y un amplificador LA4X; se trabajó con el software de SoundVision. Cabe destacar que es la primera vez que estos sistemas se ocupan en México.

Inicio del proyecto

Hubo varias etapas, la primera fue la demostración que se hizo a los dueños del lugar, esto con la finalidad que conocieran los equipos, su capacidad, cobertura y su calidad. Una vez aprobado, se dividió el recinto por zonas, en total fueron tres (salón principal, entrada/mezcales y planta alta). Se apoyaron de las columnas para diseñar en ambas plantas.

Otro de los pasos fue la realización del diagrama para exponer cómo debía quedar el cableado, una vez que se concluyó, tocó el turno a la interconexión de los equipos; las bocinas se interconectan con cable de 4 polos.

El objetivo era contar con un óptimo sonido ambiental, apoyado de refuerzos correctamente distribuidos; se buscaba que el volumen de la música no fuera tan alto y se apreciara en cualquier zona, así como que permitiera entablar una charla o platica entre los comensales.

“Se optó por los monitores 5XT y el monitor 4Xi, ya que ambos tienen un ángulo de apertura de 110 grados, además el monitor 4XI tiene una bocina para bajas frecuencias de 4 pulgadas y para altas tiene una de 1.4 pulgadas. En el caso del 5XT tiene para bajas frecuencias tiene una bocina de 5 pulgadas y otra de una pulgada, el 4Xi nos da una presión sonora de 116dB pico, y la 5XT ofrece 121dB pico. Ambos sistemas cubren adecuadamente el lugar, inclusive con este sistema pueden incorporarse músicos para música en vivo de ser requerido”, señaló Diego Martínez de Audio-Flamingo.

L-Acoustics, calidad y respaldo

Un aspecto a destacar es que los equipos pueden funcionar como front-fills, su funcionalidad permite usarlos para cubrir el frente de teatros, auditorios, iglesias o salas de juntas, es decir, no sólo para música ambiental. Además, traen consigo unos presets, además son sistemas, prácticamente, Plug and Play, no hay q realizar ajuste de graves o agudos.

En lo que respecta a los retos que hubo en este proyecto, el principal radicó en trabajar con los materiales utilizados en la construcción del recinto. Hubo que adaptarse a lo que ya estaba, a pesar de que se trabajó de la mano con los arquitectos a cargo, el hecho de que se utilizaran materiales como son espejos, domos, ventanales, maderas y muros de tabla roca representó desafíos que se lograron superar.

“En la planta baja, en la zona de mezcales, hay un techo de espejos y los ventanales de la zona principal hace que sea un lugar muy encerrado y reflejante, además hay alturas diferentes, esto lo compensamos con la independencia de los volúmenes; todo tuvo que ver con la ubicaciones y dirección de los equipos. Ante las características de lugar, nos adaptamos y distribuimos lo sistemas de tal manera que no chocara con su diseño. En un primer momento, habíamos hecho un diseño que iba del fondo del lugar hacia afuera, hacia los ventanales, pero nos pidieron que evitáramos que el ruido se proyectara hacia la calle, para ello revertimos el diseño y apuntamos los equipos hacia el interior del lugar”, añadió Agustín Strafon.

Los monitores se controlan por un amplificador, el cual está situado en la cabina, el sistema LA4X hace todo el procesamiento, se distribuye por zonas para manejar volúmenes independientes y tener mayor control. En el caso de que haya un grupo o se requiera una zona un poco más baja de volumen que otra, este amplificador permite tanto procesar como controlar, ya sea por medio del amplificador o por medio del software las diferentes zonas y que el comensal tenga una mejor experiencia.

“Logramos hacer una gran integración con Audio Flamingo, los equipos de L-Acoustics cuentan con el respaldo que caracteriza a la marca, además la relación no termina con la venta de los mismos, seguimos en contacto con la gente de La Bikina, hacemos los ajustes que nos solicitan y esto es una constante en cada uno de los proyectos que desarrollamos. En esta ocasión, es la primera vez que se ocupan estos sistemas, son pequeños, con una gran estética y su calidad es increíble, cubren las necesidades del cliente y eso es lo que se requería”, comentó Francisco Álvarez, desarrollo de negocio de Vari Internacional.

Lo realizado en La Bikina Polanco es resultado del óptimo trabajo de la empresa Audio Flamingo, la cual desde el 2017 desarrolla proyectos de gran nivel. Bajo la dirección de Agustín Strafon y Diego Martínez, socios fundadores, esta compañía busca impulsar conceptos de distintos recintos con el objetivo de que los clientes y usuarios tengan un gran experiencia.

Ubicado en la calle de Hegel 406, esquina Mazarik, La Bikina Polanco ofrece a sus comensales un espacio óptimo en el que el diseño interior, la calidad de sonido y su amplia variedad de mezcales se integran para hacer de este un sitio un lugar que se debe visitar más de una ocasión.

Rider de audio

5 – Bocinas 5XT en el salón principal

2 – Bocinas 4Xi en las columnas de la planta baja

2 – Bocinas 4Xi en las columnas de la planta alta

1 – Amplificador LA4X