Situado en el centro de Lisboa, el EPIC SANA Marquês es un hotel de cinco estrellas de nueva construcción, dotado con 48 millones de euros, que se dirige tanto a los visitantes de negocios como a los de ocio de la pintoresca capital portuguesa.

Además de las 379 habitaciones repartidas en 12 plantas, el hotel cuenta con 18 salas de reuniones modulares, que ofrecen numerosas posibilidades de distribución, además de varios restaurantes y bares.

CDM64 – El dLive CDM64 MixRack fue elegido para gestionar el enrutamiento y el procesamiento de audio en todo el hotel de nueva construcción.

The Garden – A lo largo de 12 plantas, el hotel ofrece 379 habitaciones, 18 salas de reuniones modulares y varios restaurantes y bares.

La plétora de opciones de configuración de las salas de reuniones modulares exigió una cuidadosa planificación por parte de los instaladores Apogeu y el distribuidor de Allen & Heath Flashbox, ambos miembros del Grupo Avitel, con sede en Lisboa, especialmente cuando se trataba de garantizar la facilidad de uso para el personal del hotel.

Para gestionar el procesamiento de la señal y las complejas opciones de enrutamiento, se desplegó un MixRack dLive CDM64 con E/S adicionales añadidas a través de tres expansores de salida remotos DX012 y un único expansor remoto DX168, que proporcionan un total de 80 entradas y 76 salidas en todo el edificio.

“El sistema dLive controla el audio en las salas de reuniones de las dos plantas del hotel, y las paredes móviles permiten configurar cada planta en función de las necesidades de espacio y capacidad de cada evento”, explica Pedro Luis, director de producto del Grupo Avitel.  “También se controla la planta superior del hotel con un bar, una discoteca y un spa, pero la magia de utilizar el sistema dLive está definitivamente en las dos plantas para eventos corporativos”.

Para garantizar una integración perfecta con otros equipos audiovisuales utilizados en toda la instalación, se desplegó un sistema de control de Kramer para el control del usuario final de todos los elementos audiovisuales a través de tabletas Android, utilizando los protocolos de control de terceros de dLive.

“El sistema está diseñado para que el cliente cambie las entradas y salidas en función del espacio que esté utilizando para cada evento específico” señala Luis. “Esto llevó bastantes horas de programación, ya que el sistema dLive también está conectado al sistema de video Kramer que instalamos, con televisores, paredes LED y proyectores de video”.

“El sistema dLive ha garantizado que cumplamos el requisito de que las configuraciones complejas sean fácilmente recordadas y controladas por el personal del hotel”, concluye Luis.