La tecnología Panasonic fue clave para la producción del Festival GDLUZ 2019 a través del uso de proyectores de alto desempeño con capacidad de 20 y 31 mil lúmenes de brillo.

Plasmar hermosas imágenes sobre la fachada de la Catedral de Guadalajara o dar vida y color a una monumental planta de agave mediante el uso de proyecciones con técnica de videomapping, fue posible gracias a la tecnología que Panasonic proveyó para la realización del reciente Festival GDLUZ 2019, un atractivo espectáculo que formó parte de las celebraciones del 477º aniversario de la fundación de la ciudad de Guadalajara, capital del Estado de Jalisco. 

Concebido, diseñado y producido por la joven empresa mexicana AlteaCorp, el Festival GDLUZ 2019 se llevó a cabo, del 13 al 16 de febrero, en distintas plazas públicas, monumentos y edificios del Centro Histórico de Guadalajara.

Con la luz como materia prima, los creativos de AlteaCorp utilizaron diferentes técnicas de iluminación, proyección, pirotecnia, papirotecnia y elementos interactivos, además de música en vivo, para presentar diferentes espectáculos, instalaciones artísticas y experiencias multimedia que se ofrecieron de manera gratuita al público asistente.

Con música tradicional mexicana, interpretada por la Banda Municipal de Guadalajara, el espectáculo de la Catedral de Guadalajara consistió en un videomapping que convirtió su enorme fachada en un lienzo multicolor sobre el que se proyectaron escenas que ilustraban la temática de las canciones. Una representación de “La Bikina” o la figura del ídolo popular Pedro Infante, se mezclaron con texturas de artesanías y juguetes tradicionales que cambiaban de acuerdo al ritmo de la música.

La producción de este espectáculo utilizó cuatro proyectores Panasonic, modelo PT-DZ21K2U, de 3 DLP con resolución WUXGA y brillo de 20 mil lúmenes, para desplegar las imágenes sobre una superficie de 100 metros de alto por 100 metros de base.

De acuerdo a Marcos Jiménez Monroy, CEO de AlteaCorp y Director Creativo del Festival GDLUZ, el equipo a cargo de la producción de los contenidos trabaja desde meses antes en la investigación, dirección de arte y el diseño de animación 2D y 3D que se muestran durante el festival. “El contenido es el alma de cada proyecto. Mezclamos las tradiciones mexicanas con la más alta tecnología”, apunta el directivo.

A unos pasos de la Catedral, el espectáculo del Agave Multimedia se llevó a cabo en la Plaza de la Liberación. Este escenario mezcló música de mariachi, ballet folclórico y un DJ, con iluminación arquitectónica y robótica, pirotecnia, papirotecnia, pulseras interactivas y una muy precisa proyección sobre los picos de una escultura temporal, de 16 metros de altura, que daba forma a la planta de agave.

Dos proyectores láser Panasonic, modelo PT-RZ31KU, con brillo de 31 mil lúmenes y resolución WUXGA, fueron instalados a 40 metros de distancia por los productores de AlteaCorp para desplegar diferentes formas y figuras que dieron la sensación de movimiento a la escultura.

Para Marcos Jiménez Monroy es fundamental que los proyectores tengan la calidad y potencia necesarias para que el contenido se despliegue de forma espectacular. En su opinión, el uso de tecnología láser en equipos de alta luminosidad y desempeño como los de Panasonic es una garantía para empresas como AlteaCorp, pues al combinar alta luminosidad, con 20 mil horas de vida, los proyectores aseguran una operación confiable con un despliegue de imagen uniforme.

Además de suministrar los equipos de proyección, Panasonic de México, a través de su División de Soluciones de Negocio B2B, apoyó al Festival GDLUZ 2019 con personal especializado para brindar asesoramiento y soporte técnico durante la producción.