Con el uso de los nuevos altavoces multipropósito AMM de Bose Pro, la iglesia disfruta de un sistema versátil y de gran rendimiento y logra un estilo moderno de oración.

La Iglesia Connect, ubicada en Cherry Hill, Nueva Jersey, incorporó los nuevos altavoces multipropósito AMM de Bose Profesional como una herramienta que le permite enfocar sus celebraciones religiosas en el centro de su comunidad. Fundada en 1998, la Iglesia Connect tiene sus cimientos en una comunidad multiétnica, multicultural y multigeneracional. Su enfoque único para la adoración semanal se refleja en un santuario y espacios de convivencia que son menos estructurados que los espacios tradicionales y generan una sensación más familiar. 

Al considerar el significado de la comunidad y cómo incorporar este concepto en toda su iglesia, el pastor Kyle Horner y su equipo buscaron maneras de crear una sensación familiar y comenzaron reconfigurando el espacio del santuario. El santuario cambio la forma de realizar sus reuniones y en lugar de mantener el punto focal (escenario, pantallas, grupo musical) de cada servicio al frente de la sala lo reubicó al centro de la misma, justo en el punto medio de sus reuniones, lo que permite que más personas hagan contacto visual e interactúen tanto con los pastores como con los congregantes.

La Iglesia Connect confío las reconfiguración del sistema audiovisual al integrador Whitaker Technologies, cuyos expertos decidieron utilizar los altavoces AMM para abordar los desafíos del espacio rectangular con sus techos de 4.8 metros y un diseño de teatro de tipo circular con asientos que rodean el escenario central en el que se celebran prédicas y alabanzas. Esta configuración dinámica creó desafíos de audio en torno a la distribución equitativa del sonido, así como la necesidad de abordar la distorsión y el retraso.

Después de resolver estos desafíos, el nuevo santuario tendría una sensación más inclusiva y cómoda, y sería más como una sala de estar y menos un escenario que destaca “un espectáculo”.

Con su diseño pasivo y coaxial bidireccional y su versátil desempeño, los altavoces AMM se pueden implementar como altavoces principales, monitores, de relleno o delays en configuraciones portátiles o instalaciones permanentes, lo que brinda la salida, flexibilidad y claridad necesarias sin la complejidad habitual.

Whitaker Technologies eligió los subwoofers ShowMatch SMS118 DeltaQ para complementar los altavoces AMM. Este emparejamiento creó una cobertura más consistente en un amplio rango de frecuencia que se suma a la nítida claridad vocal durante los servicios. El equipo también eligió los amplificadores PowerMatch y Powersoft para proporcionar modos completamente personalizables, lo que permite que la iglesia asigne la potencia a uno o más canales de salida. Por último, el procesador ControlSpace completó el paquete, lo que ofrece la flexibilidad necesaria para lograr el mejor control del sistema de sonido de alta calidad y fácil de usar. 

Con la reconfiguración del santuario, la iglesia ahora tiene 360 asientos y cada uno de ellos está ubicado para gozar una experiencia audiovisual sensacional. Los productos AMM proporcionan la solución ideal para las especificaciones y satisfacen eficientemente las necesidades de audio, con altavoces que entregan claridad vocal, graves definidos, excelente consistencia de patrón y alto nivel de presión de sonido en el espacio requerido.

“Nos sorprendimos con la discreción, la facilidad de instalación y la flexibilidad de diseño de la línea de productos AMM”, mencionó Kevin Whitaker Sr., fundador y copropietario de Whitaker Technologies. “Con un enfoque en la creación de un ambiente acogedor, usamos los productos Bose Profesional en toda la instalación y ahora tenemos una experiencia de audio ideal que inicia desde el área de estacionamiento, pasa por la recepción y el área de los niños y llega al santuario, lo que envuelve a los miembros de la iglesia en una experiencia ideal”.