El B100S de Bluesound Professional es un streamer de uso comercial que permite conectarse a servicios de música como los muy conocidos Spotify o Qobuz o a estaciones de radio de TuneIn, sin embargo, lo relevante es que está indicado para utilizarse en ambientes que van más allá del hogar; el B100S es el streamer por antonomasia para hotelería, retail u oficinas.

El problema de la música comercial no autorizada

Vayamos explicándonos: los negocios abiertos al público no deben (no deberían) utilizar música comercial para sus locales. Sé que parece una contrariedad, pero usted debe saber que U2, Los Ángeles Azules, Santana o la Cincinnati Pops Orchestra, no deberían ser “tocados” en un lugar con algún tipo de lucro. La música de todos los artistas está protegida por las empresas editoras y por las sociedades de autores y compositores alrededor del mundo. Aunque le parezca raro, existen inspectores a la caza de los infractores (bares, restaurantes y hoteles principalmente), que deben pagar multas por concepto de derechos de autor. Sucede más seguido de lo que parece.

Las sociedades de autores y compositores nacionales o internacionales cobran un fee dependiendo el tipo de local, el tamaño del espacio y de la audiencia, y es preciso pagarlo religiosamente para no meterse en problemas. Ciertamente es un tema con una regulación “gris” que muchas veces debe ser resuelto por abogados expertos en estos asuntos.

Por eso hay que tener cuidado con la música que se reproduce dentro de una tienda, un bar o un lobby de hotel. No deberías poner Spotify o CD´s para ambientar musicalmente. Recuerda que Spotify es para uso personal y no está permitido su uso en sitios públicos.

Entonces ¿qué opciones legales tenemos? Pues un montón, existen múltiples plataformas de streaming con música libre de derechos a la disposición de los dueños de negocios. Algunas de ellas son: Soundtrack Your Brand, soundsuit, Brandtrack, kasimu, Tunify o sound-machine

Estas opciones cubren las licencias exigidas por las discográficas, permiten configurar avisos comerciales o controlar que todas las tiendas utilicen la playlist elegida,  y cuentan con todos los permisos para garantizar la legalidad de la música y su uso en sitios públicos.

Otra cosa realmente interesante de estos servicios es que la generación de playlists la realizan DJ´s especializados en neuromarketing, lo que supone que los clientes se sientan a gusto en un local, que consuman más o que se concreten ventas: generación de estados de ánimo a partir de una correcta selección musical. Esto ya era bien sabido desde la década de los 30´s del siglo pasado con los creadores del concepto de música de fondo, la empresa Muzak (ahora conocido como Mood Media).

B100S la solución de hardware para verdaderos profesionales

Regresemos al B100S de Bluesound Professional. En principio se trata de un hardware poderoso, robusto y confiable, que cuenta con la flexibilidad para conectarse a amplificadores de uso comercial, para luego integrarse a un sistema de audio multizona de la misma marca. Es un componente muy compacto que apenas ocupa 1/3 de rack, con una apariencia minimalista, casi espartana. El B100S es un streamer de una zona, la marca también ofrece el B400S para 4 zonas de audio simultáneas.

También es posible utilizar el B100S en un sistema BluOS más grande, lo que permite la agrupación en grupos definidos por el usuario del tamaño que sea necesario con otras unidades B100S y/o cualquier otro reproductor Bluesound Professional conectado a la red en una instalación.

El control se puede realizar mediante cualquier computadora Windows/Mac, así como con cualquier teléfono o tableta iOS/Android y con el controlador de montaje en pared Bluesound Professional CP100. También es posible el control por parte de terceros como Crestron, ELAN, Control4 y más. Las disposiciones de seguridad, que incluyen la ausencia de controles accesibles para el usuario en el reproductor, previenen e impiden cualquier control no autorizado del sistema, ya sea de forma local o remota. El hardware de montaje en rack opcional permite montar hasta 3 unidades B100S en un espacio de rack.

El B100S debe conectarse a la red Ethernet cableada del negocio en cuestión (no funciona con WiFi), mejor si va directamente al router, pues a veces los switchers gigabit suelen generar problemas con las direcciones IP. En mi caso particular, lo conecté directamente a un router Huawei y el B100S apareció en mi red sin problemas, bajé la app BluOS de la App Store y empecé la configuración en mi iPhone. Así agregué mis credenciales de Spotify, TuneIn y Qobuz, pero luego vino lo mejor: suscribirme –temporalmente–  a servicios con música libre de derechos como Tunify -del cual quedé fascinado– y poder escuchar música sin restricciones para entornos comerciales.

Parecido pero no igual

Cuando hablamos de este tipo de componentes, nos viene a la mente Sonos y si en efecto, lo que hace el B100S se parece mucho a lo que haría un Sonos Port, pero con enormes diferencias: construcción mucho más robusta, entrada de audio balanceada (con bloques terminales Phoenix) para una fuente externa o para un micrófono (incluso con alimentación phantom), salida de audio balanceada Phoenix para un amplificador comercial profesional, salida para subwoofer, entrada de USB para memorias que contengan música o contenidos de audio especiales (soporta formatos como MP3, AAC, WMA, OGG, WMA-L, ALAC, OPUSHi-Res formats – FLAC, MQA, WAV, AIFF), salida de trigger para encender otras fuentes, salida digital coaxial SPDIF y por Toslink, puerto USB para servicio y actualización de firmware y bueno, lo que ya mencionamos, su uso indicado para aplicaciones en tiendas, malls, cafeterías, bares, restaurantes, antros, museos, parques, hoteles y más.

Con las entradas de línea y micrófono es posible generar anuncios “en vivo” con ofertas, promociones o alguna indicación específica o acontecimiento del día. La memoria USB permite hacer algunas locuras creativas auditivas muy socorridas en museos y galerías. Aquí se va vislumbrando que el B100S es un streamer para verdaderos profesionales.

Bluesound Professional ofrece la forma más versátil de incorporar la música en streaming a una instalación comercial. A diferencia de otras soluciones del mercado, los productos Bluesound Professional pueden integrarse fácilmente en las instalaciones existentes o diseñarse e instalarse desde cero como solución nueva.

Otra cosa que resulta maravillosa y que lo distingue de Sonos, es que acepta el códec MQA muy de moda entre audiófilos (alta resolución a partir de archivos pequeños comprimidos que pueden “viajar” en el stream) y que es posible apreciar con Radio Paradise, la verdad es que se escuchan soberbio las cuatro señales de radio de este servicio que emplea MQA.

El B100S es muy simple de echar a volar y muy divertido de usar ya que todo se realiza mediante la app BluOS, que dicho sea de paso cuenta con una interfaz gráfica muy bonita y con mucha usabilidad; en el tiempo que la probé nunca falló y nunca se congeló, lo que confirma su robustez. Lo único que me gustaría es que tuviese un buscador general o integral para encontrar canciones (tiene un buscador por cada servicio).

Tunify, el ejemplo de música libre de derechos

Si bien es cierto que configuré mis cuentas de Spotify y Qobuz, la mayor parte del tiempo estuve escuchando música generada desde Tunify que para mi resultó una joya. Obviamente está indicado para entornos comerciales, pero es genial como viene precargado con estaciones de diversos estados de ánimo o contextos de situación (Café, Chill Out, Club, Eat & Drink, Fashion, Fitness, Hotel, Shop, Wellness, Christmas) y que además permite nuestras propias playlists.

Otra cosa interesante es que Tunify incluye algunos mensajes de voz precargados (en inglés) que se pueden calendarizar de manera que se emitan cada 10 o 20 minutos como por ejemplo voces anunciando la sana distancia o la próxima hora de cerrada de un local. Lo mejor es que es posible añadir de manera opcional un módulo para hacer nuestras propias grabaciones e insertarlas en la programación de la música seleccionada. Si ya lo anterior resulta muy atractivo, Tubifuy permite hacer calendarios con determinado tipo de música por hora, por día y semana. Excepcional. Y tan solo cuesta 28 euros por mes.

Así como Tunify, el B100S permite agregar servicios de la misma índole como Custom Channels, KKBOX, LiveXLive, Qsic, SoundMachine y muchos más.

Conclusión

El B100S es el streamer indicado para espacios comerciales donde la música es un valor en la cadena de entretenimiento y de compras. Ningún otro ofrece la conectividad y robustez necesaria para ser compatible con soluciones verdaderamente profesionales. Es además muy fácil y divertido de usar.

Lo recomendamos a ciegas.

Distribuido en México por Gonher Pro https://gonherpro.mx

https://www.bluesoundprofessional.com

Precio: $12,828.67