Los aficionados de los WSU Warriors disfrutarán de un rendimiento con calidad de concierto, una distribución completa de la cobertura y la inteligibilidad de la voz gracias a un nuevo sistema de la Serie A

El viernes 5 de noviembre, los Wayne State Warriors abrieron oficialmente el nuevo estadio de baloncesto de su universidad con un partido inaugural contra los Michigan Wolverines. El nuevo recinto, de 25 millones de dólares y 3,000 asientos, es también la sede de la franquicia de la G League de los Detroit Pistons de la NBA, los Motor City Cruise, que comienzan su primera temporada allí este otoño. Todos estos equipos y los aficionados que acudan a verlos disfrutarán de un sonido excelente, gracias a un nuevo sistema de PA de la serie A de L-Acoustics diseñado y especificado por la consultora Idibri e instalado por el integrador audiovisual Ametek.

La clave del éxito sonoro de este proyecto era mantener el sonido en los asientos y fuera de la cancha de baloncesto de madera dura y de las paredes del recinto, que son muy reflectantes. Para lograrlo, el equipo de diseño audiovisual del Idibri eligió la serie A de L-Acoustics; concretamente, ocho arrays principales dirigidos a la zona de asientos, cada uno de ellos compuesto por cuatro A15i (dos A15i Wide más dos A15i Focus), alimentados por un total de ocho controladores amplificados LA4X. Además, hay un sistema de relleno en los extremos de la pista compuesto por dos A15i Wide, alimentados por un único LA4X, y dos conjuntos de relleno en el suelo de la pista compuestos por cuatro A15i Wide cada uno en configuración de cascada para la cobertura del suelo principal, alimentados por un par de LA4X. También hay dos conjuntos de cuatro subwoofers KS21i en configuración dipolo, alimentados por un LA12X.

“Con los A15i, podemos conseguir una cobertura consistente en toda la zona de asientos, utilizando los 10 grados de dispersión vertical de los Focus y los 30 grados de los Wide”, explica Ben Boeshans, consultor senior y diseñador principal de sistemas de Idibri. “Los ángulos que ofrecen fuera de serie son exactamente lo que necesitábamos para este proyecto”.

Sin embargo, lo que no estaba disponible era la tecnología única de dirección horizontal de Panflex, que le permitió ajustar el diseño literalmente sobre la marcha cuando se hizo evidente que una pared cercana a un lado de la arena sería acústicamente problemática.

El 5 de noviembre, los Wayne State Warriors inauguraron oficialmente el nuevo estadio de baloncesto de su universidad con un partido contra los Michigan Wolverines

“En un lado, los conjuntos estaban más cerca de la pared que en el otro, pero pudimos ajustar el A15, utilizando las aletas de dirección Panflex, para que tuviera un ángulo de dispersión de 90 grados en lugar de 110, manteniendo la energía fuera de la pared”, dice. “No formaba parte del plan original, pero se ajustó en cuestión de minutos sobre el terreno. Es una prueba real de lo flexibles que pueden ser los sistemas de L-Acoustics”.

Brendan Dillon, el ingeniero principal del proyecto para el integrador de sistemas SoundCom Systems, una filial de Ametek, también quedó impresionado con la flexibilidad del A15 in situ y la precisión de su cobertura.

“Una vez que colgamos un clúster, conectamos un cableado temporal y pasamos ruido rosa por las cajas para comprobar las conexiones”, recuerda, y señala que los clústeres de altavoces y los amplificadores están conectados a un procesador QSC Core a través de AES. “Estaba en el suelo, y podías pasar literalmente por el borde del patrón: la energía se detenía precisamente donde debía hacerlo, en el borde de la pista. Nunca antes había escuchado ese tipo de control de patrón ultra ajustado”.

La flexibilidad era especialmente importante, añade, debido a lo ajustado del calendario de instalación. “Sólo había un ascensor en el recinto, así que tuvimos que programar todos los aspectos de la instalación en torno a él”, dice. “Los equipos de la Serie A eran fáciles de usar y nos permitieron realizar la instalación de forma rápida y eficaz”.

Con una pista blanca y brillante, la estética del techo era también un factor esencial para el éxito. El equipo de la sede solicitó un sistema de PA que se ajustara al máximo al techo, por lo que el integrador pidió a L-Acoustics que entregara las cajas A15 en color blanco. “Producir cajas de color personalizado requiere un poco de tiempo extra”, señala Dillon. “Estructuramos un cronograma para eso, y aunque fue ajustado, L-Acoustics entregó justo a tiempo, a pesar de que la pandemia por Covid afectó los cronogramas de entrega de todos”.

El nuevo estadio de 25 millones de dólares y 3,000 asientos es también el hogar de la franquicia de la Liga G de los Detroit Pistons de la NBA, los Motor City Cruise.

La consideración estética era especialmente importante para la escuela. Matt Tarantine, director del proyecto de servicios de diseño y construcción de la WSU, afirma que el nuevo sistema de megafonía tenía que aportar algo más que un buen sonido. “Queríamos que el nuevo sistema de sonido dijera realmente algo sobre el nuevo estadio: que se trata de un lugar de vanguardia con un sonido de última generación”, explica. “Pero, al mismo tiempo, no podía destacarse demasiado del resto de la infraestructura”. En otras palabras, tenía que caminar por una línea bastante fina: tener un aspecto tan bueno como el sonido, pero sin llamar la atención, y al mismo tiempo dejar que la gente viera que Wayne State había invertido en un sistema de sonido de vanguardia. La serie A de L-Acoustics hace exactamente eso.

“Es capaz de hacer caer el techo del estadio si lo necesitas, especialmente en los graves”, dice Tarantine, que ha estado escuchando el sistema durante su instalación y en diferentes partes del edificio, y ha observado lo bien que se mantiene el sonido, incluso en las esquinas. “Pero visualmente, se integra muy bien. Digamos que realmente hace sentir su presencia”.

Dillon destaca otras ventajas clave del sistema L-Acoustics: el archivo de modelado 3D de Soundvision se importó rápidamente a LA Network Manager y se utilizó para configurar todo el sistema antes de la calibración. L-Acoustics ofrece robustos plugins de Q-SYS para sus controladores amplificados que permiten el control total, la supervisión, el diagnóstico y la recuperación de la configuración directamente desde Q-SYS para apoyar el ecosistema de Q-SYS. Esto simplifica enormemente la experiencia del usuario, permitiendo a los contratistas consolidar el control y la supervisión en una única plataforma de software.

“Simplemente colocamos los archivos en el Core y se integraron sin problemas”, dice, dando crédito al programador principal de Ametek, Tyler Smith, por ayudar a que esto ocurra. “En el panel táctil de QSC, puedes ver lo que hace cualquier altavoz o amplificador y hacer los cambios que quieras en cuestión de minutos, directamente desde la mesa del anotador. Tener un sistema de megafonía que suene tan bien y sea tan flexible es bastante sorprendente.”

Idibri especificó el sistema de altavoces L-Acoustics A Series del nuevo estadio, que fue instalado por SoundCom