Aunque no hay una fecha exacta para definirlo (escribo esto en junio de 2020), han pasado prácticamente tres meses del inicio de la crisis de la pandemia, y aún no se ve probable ni cercano el fin de la misma.

En cada una de nuestras compañías se han tomado acciones y medidas de diferentes tipos, pero todas ellas buscando preservar la integridad del personal y sobrevivir como empresa. Aún es pronto para hacer un balance, pero sin duda ya con algo de tiempo transcurrido y habiendo tomado las decisiones iniciales hay —si no, más tranquilidad— al menos ideas más claras de hacia dónde dirigirnos para continuar en los negocios

Encuentro algunos puntos donde si no es ahora, será en un futuro cercano que los dueños y directores harán un cuidadoso análisis para tomar decisiones rumbo al futuro de la organización.

Procesos

Si consideramos a nuestros procesos como la descripción de las acciones progresivas realizadas secuencialmente en nuestra rutina de trabajo, me atrevo a decir que son conocidas en todas las empresas, pero aquellos que los tienen documentados y que se aseguraron que todo el personal los conociera están en mejor posición.

Si pensamos en los procesos como las reglas del juego en nuestras compañías y vemos que quien no conoce las reglas puede cometer omisiones o no tiene claridad sobre como seguir la ruta de trabajo establecido, entonces no nos imaginaremos que tipos de excepciones son necesarias o quienes son las personas facultadas para hacer algo.

Esta condición nos obligó a hacer las cosas diferente y tal vez este “diferente” debe ser integrado a los procesos y metodologías de trabajo. Por ejemplo, hoy no permitiríamos que personal de nuestras áreas de instalación vaya a hacer algún trabajo sin contar con el equipo de protección personal, el tema no es si esto es temporal o no, es que ahora alguien debe ser responsable de asegurar disponibilidad de ciertos elementos que antes no cruzaban por nuestra mente.

Proveedores

Sin duda los proveedores merecen un reconocimiento especial, este evento fue una sorpresa que impacto a toda nuestra industria, pero algo que marcó una enorme diferencia fue el hablar de frente con los proveedores, quienes caso por caso estudiaron y flexibilizaron sus políticas. Este proceso de negociación fue en beneficio mutuo y sin duda prevalecerá. La relación con el proveedor debe cambiar radicalmente, la interdependencia es tan grande que, si en el futuro cercano queremos una empresa exitosa, es indispensable acercarnos a los proveedores, con tiempo de calidad, compartiendo planes e ideas en ambos lados, después de todo nos necesitamos tanto que uno no existiría sin el otro.

Nuestra gente

No creo equivocarme al decir que en todas las empresas salió a relucir lo mejor de habilidades, talento y compromiso de quienes formamos equipos de trabajo en esta industria.

Desde corresponder a la confianza trabajando en casa, hasta esforzarse extendiendo horarios, cumpliendo actividades nuevas o cubriendo a algún compañero.

De primera mano, he visto a gente que en sus tiempos muertos buscaba a alguien para ver cómo le ayudaba o qué hacer en beneficio de la organización.

Por supuesto no todos los colaboradores funcionaron igual, pero aquellos que sí, levantaron la barrera de una manera clara para definir el tipo de personas que queremos en nuestros equipos de trabajo.

Nuevas líneas de negocio

Muy pronto los líderes de nuestras organizaciones se dieron cuenta que las líneas de negocios y los clientes tradicionales no serían suficiente para salir adelante, por no mencionar el temor a un estancamiento en nuestras principales actividades comerciales.

Es destacable la velocidad de respuesta para encontrar alternativas, alianzas o explorar cualquier opción en cualquier frente para buscar la continuidad en los negocios, me gusta pensar que, sin lugar a dudas, los propietarios deciden porque saben que cuentan con el respaldo de sus equipos de trabajo.

Este es tal vez el punto que marcara la dirección de nuestra industria, dominamos el audio y video, pero con nuestro conocimiento técnico y el entendimiento de los estilos de vida y las necesidades de los usuarios, somos los indicados para jugar el rol principal en la integración de tecnología para entretenimiento, colaboración y comunicaciones. Fácil no será, pero si queremos no sólo sobrevivir, sino seguir siendo empresas estables y rentables, hacia allá debemos voltear.

AVIXA y CEDIA

Las organizaciones pilares de nuestra industria, no sólo hicieron una generosa oferta al abrir sus programas educativos, AVIXA se dio a la tarea de recolectar información global para que sus miembros tuvieran un amplio panorama de temas relevantes que, al impactar primero en otras regiones, nos permitiera anticipar y decidir.

Lograron acercarnos unos con otros y compartir hallazgos y experiencias, en mesas redondas y semanarios de análisis, creo que el resultado fue fantástico, hoy más que nunca debemos ser miembros y participar activamente.

Conclusión

Me atrevo a decir que el salvavidas de esta terrible época ha sido, la iniciativa de las cabezas en nuestras organizaciones, la capacidad de adaptabilidad de nuestras empresas, el gran corazón y espíritu de colaboración de la gente en nuestras organizaciones y la suma del talento de muchos de nosotros, en todos los frentes que trabajando juntos nos convencen y permiten seguir esforzándonos por esta fascinante industria

La música de hoy fue cortesía del trompetista Till Bronner y el bajista Dieter Ilg, ambos alemanes con su álbum Nightfall, este discazo genera la enorme alegría de haber descubierto artistas que no conocías e inmediatamente sentirte ligado a su trabajo. Tal vez el primer pensamiento sobre un ensamble de trompeta y contrabajo sea que son pocos instrumentos o limitados los sonidos que de ellos pueden salir, pero les aseguro que después de escucharlo quedaran tan sorprendidos como yo. Para acompañar un álbum tan bueno tenía que aparecer un whisky especialmente notable, fue el último dram de Limeburners, un single malt hecho en Australia, de sabor potente, casi agresivo al principio, pero que se queda largamente en boca con una estela de sabor que va cambiando al paso de los minutos.