En Noruega, el lujoso hotel Britannia renovó su sistema de audio con la ayuda de la empresa Kinly y la tecnología de Bose Profesional.

Construido a finales de 1870, el Britannia es el hotel más antiguo de la ciudad de Trondheim, Noruega. Por casi 150 años, se ha destacado por ofrecer un servicio de primer nivel para una gran variedad de huéspedes, desde artistas de talla mundial y miembros de la monarquía europea, hasta exploradores del Ártico y turistas que buscan un lujoso hospedaje.

En 2016, el Britannia Hotel cerró sus puertas para vivir un profundo proceso de renovación con la meta de adecuarlo a las necesidades actuales, pero respetando el aspecto histórico del edificio. El hotel se reinauguró en 2019, luciendo múltiples innovaciones, entre las que destaca un completo sistema de audio que ha satisfecho las exigencias de sus administradores. Para dicho sistema, integrado por la empresa Kinly, se utilizó una amplia variedad de altavoces de la línea de Bose Profesional.

Desde la planeación del proyecto de renovación, los administradores del hotel sabían la importancia de contar con un buen sistema de audio para proporcionar a sus huéspedes una experiencia única. La idea de servicio del hotel se enfoca en toda la estancia del huésped, desde su registro en recepción, hasta su partida, por lo que debe ofrecer la iluminación correcta y el sonido ideal para cada espacio, además de la mejor tecnología para las salas de reunión y eventos.

Con presencia en tres continentes y proyectos en más de 120 países, la empresa integradora Kinly se encargó de implementar una moderna solución de audio, compuesta por una gran variedad de equipos de Bose Profesional, elegidos por su fidelidad de audio y un diseño que se mezcla sutilmente con la arquitectura del hotel.

El sistema incluye una combinación de 323 altavoces de las líneas FreeSpace, RoomMatch Utility, Panaray MSA12X y los innovadores EdgeMax de instalación a plafón. Kinly también utilizó 39 amplificadores PowerMatch y 4 procesadores digitales ControlSpace para complementar el sistema.

La remodelación marcó un nuevo capítulo en la historia del Britannia Hotel. En abril del 2019, se reabrieron sus puertas y sus 22 mil metros cuadrados resplandecieron con sus renovadas instalaciones, materiales, mobiliario y sistemas tecnológicos.

“Era importante cuidar y preservar la historia del hotel, tanto como fuera posible, en los distintos trabajos de remodelación”, comparte Mikael Forselius, director administrativo del hotel. “Sin embargo, se hicieron diversas renovaciones tecnológicas que equiparon al hotel para cumplir con todas las necesidades de nuestros huéspedes”.

Este amplio hotel de 257 habitaciones, ofrece seis distintos restaurantes-bar, entre los que destaca el majestuoso Palmehaven y un wine bar con una extraordinaria cava. Además, cuenta con un gimnasio y spa, piscina techada y un elegante salón de eventos. Todos estos espacios tienen una imagen y estilo único, desde su decoración, iluminación y oferta de servicios, por lo que el sistema de sonido también debió adecuarse a la personalidad de cada lugar.

“En cuanto comenzamos a trabajar en el proyecto, notamos cuán único era el edificio y el reto que había detrás del proyecto de remodelación. Para obtener los resultados deseados, debíamos una marca con una oferta de productos que cubriera todas las necesidades del hotel. Elegimos colaborar con Bose Profesional, con quienes trabajamos en el complejo diseño del audio”, comenta Tony Moflag, diseñador de sistemas en Kinly.

Para garantizar la óptima calidad del audio en cada uno de los espacios del hotel, el equipo incorporó altavoces Bose FreeSpace, EdgeMax, Panaray MSA12X y RoomMatch Utility. Todos alimentados a través de amplificadores PowerMatch; los cuales Moflag señala como “los más versátiles en el mercado” pues le permitieron hacer los cambios y ajustes necesarios durante el proceso de diseño y montaje.

“Cuando el proyecto pasó de la instalación a la puesta a punto, nos complació trabajar con los procesadores digitales ControlSpace EX-1280C. Es sorprendente que un hotel de esta clase y tamaño pueda gestionarse con solo cuatro de estos dispositivos. El software ControlSpace Designer nos dio la oportunidad de trabajar a gran escala y ser altamente eficientes. Esto fue fundamental para completar el proyecto”, agregó Tony Moflag de Kinly.

Con el fin de generar diferentes experiencias sonoras para los huéspedes, Kinly definió ocho zonas de audio distintas. En el spa hay música relajante; en el restaurante de estilo francés hay un DJ por las tardes; un agradable jazz acompaña el ambiente en el bar de cocteles; y en el clásico restaurante Palmehaven, las notas del piano endulzan la experiencia.

“Caminar a través del hotel se convierte en una experiencia auditiva única, pues hay música en cada una de las áreas, incluyendo los elevadores, recepción y pasillos. Realmente complementa la experiencia de nuestros huéspedes”, señala Mikael Forselius.

Con un aforo para más de 450 personas en su salón principal, el restaurante Palmehaven cuenta ahora con un sistema de sonido en el que destaca la combinación de altavoces FreeSpace 3 Satellite y FreeSpace DS 100F. Este restaurante es uno de los principales atractivos del hotel, pues además de su oferta gastronómica cuenta con enormes ventanales en el techo que simulan una noche estrellada y un hermoso jardín morisco.

Para las trece salas de reuniones, el amplio vestíbulo y el gran salón de eventos del Britannia, los expertos de Kinly confiaron en los altavoces Panaray MSA12X en conjunto con los subwoofers MB210. El salón principal tiene gran capacidad, hasta 300 personas en su configuración de auditorio, y alberga desde conferencias, hasta banquetes, bodas o presentaciones artísticas.

El resto de las áreas, restaurantes y bares del hotel están equipados por una combinación de altavoces EdgeMax, RoomMatch Utility RMU105 y FreeSpace DS 100F.

Instalación discreta que no interfiere con el diseño interior

Uno de los objetivos clave del proyecto fue instalar de forma discreta, casi imperceptible, todos los altavoces que fuera posible, para no interferir con la estética del hotel.

“Gran parte de los esfuerzos del proyecto se concentraron en mantener fuera de la vista la mayor cantidad de soluciones tecnológicas posibles, incluyendo los cables y conexiones. El resultado ha sido impecable, los huéspedes están impresionados y quienes integramos el personal del hotel estamos muy orgullosos”, comparte Thomas Berg, Coordinador de Eventos del Britannia Hotel.

“La música te sigue a través del hotel. Los altavoces se encuentran magistralmente ocultos en los pilares o en el techo mientras que proveen una excelente calidad de audio. Todo está conectado a un sistema central y puede fácilmente ser controlado a través de un panel táctil dentro de las diferentes salas y áreas del hotel”, concluye el director administrativo, Mikael Forselius.

“La solución de audio en el Britannia, integrada por los equipos de Bose Profesional, le brinda al hotel la flexibilidad necesaria para acoplarse a los conceptos del futuro, al mismo tiempo que forma parte del ambiente natural del hotel”, comenta Moflag y finaliza: “No hubo situación que no hayamos podido resolver empleando los productos de Bose”.