Escrito por TOM FLANAGAN (Comfy App)

En los próximos meses, un cierto porcentaje de la plantilla -ya sean equipos selectos, agrupaciones A/B o empleados que requieran una configuración de oficina- volverá a los centros de trabajo de todo el mundo. El éxito de la reapertura del lugar de trabajo y la continuación más fluida posible de la actividad habitual dependerán de dos factores clave: la eficacia de las nuevas políticas y programas para minimizar los riesgos para la salud y la seguridad en el lugar de trabajo, y el grado de confianza de los empleados en dichos protocolos. Fomentar una cultura de confianza entre los empleados siempre ha sido una prioridad para los empresarios; hoy es un imperativo. 

Comfy y Siemens llevan años liderando el sector de la tecnología en el lugar de trabajo, apoyando a los usuarios finales con opciones y control en el lugar de trabajo y ayudando a los clientes globales a gestionar mejor sus carteras inmobiliarias, cada vez más dinámicas. En los últimos dos meses, han mantenido estrechas conversaciones con docenas de clientes de la lista Fortune 500 sobre sus estrategias de regreso al lugar de trabajo y han adaptado un conjunto de funciones para satisfacer las necesidades de la era COVID-19. 

Ahora se ofrece la solución Safe Workplace de Comfy, diseñada específicamente para mantener a los empleados informados, seguros y productivos, al mismo tiempo que proporciona a los líderes inmobiliarios corporativos los datos y análisis del espacio necesarios para gestionar y supervisar sus carteras globales durante esta época sin precedentes.

Mantenga a los empleados bien informados

Hay mucha ansiedad y preocupación entre los empleados sobre la vuelta al trabajo en medio de la COVID-19. Según la reciente encuesta “Return to Work” de Qualtrics, el 65% de los encuestados declaró sentirse incómodo al volver al lugar de trabajo. 

Los empleadores están creando activamente nuevas directrices y programas para garantizar la seguridad en el lugar de trabajo, ya sea mediante estaciones de recogida de mascarillas cubrebocas o de saneamiento, espacios de trabajo cerrados, nuevas configuraciones de pisos, salas y escritorios para acomodar el distanciamiento social, horarios de limpieza ajustados y mucho más. 

Como parte de la solución Safe Workplace, las empresas tendrán acceso a la aplicación de Comfy para los empleados, que cuenta con una página de inicio configurable que sirve como un centro unificado y móvil para centralizar las comunicaciones sobre información relevante del edificio, la empresa y la localidad.

Las tarjetas personalizables de la página de inicio están diseñadas para promover las nuevas medidas de salud y seguridad que los gerentes han implementado para los empleados. Las tarjetas pueden ayudar a los responsables inmobiliarios a instruir a los empleados sobre los protocolos de acceso, mostrar los detalles de las nuevas instalaciones, compartir en tiempo real las directrices del lugar y de la empresa, y proporcionar un acceso rápido a los menús modificados de la cafetería y a los procedimientos de pedido.

La modularidad de las tarjetas de la página de inicio de Comfy ayuda a mantener a los empleados de todo el mundo informados, seguros y productivos en entornos de trabajo nuevos o cambiantes. 

Proporcionar un espacio de trabajo seguro y conforme a las normas

Incluso en las mejores circunstancias, los empleados pueden tener dificultades para adaptarse a los cambios en el diseño del lugar de trabajo. En un mundo post-COVID, el lugar de trabajo modificado vendrá acompañado de una mayor sensibilidad por parte de los empleados a la hora de interactuar con otras personas y sus entornos físicos. Con el mapa de fácil navegación de Comfy, los empleados pueden orientarse rápidamente en el nuevo lugar de trabajo, buscar y acceder fácilmente a los servicios de salud y seguridad que necesitan, e incluso trazar rutas seguras y de un solo sentido a través del lugar de trabajo para llegar a sus destinos.

Equilibrar la colaboración en persona y la productividad respetando las directrices locales de distanciamiento social será un reto en el lugar de trabajo posterior a COVID-19. Al mostrar la disponibilidad en tiempo real de los escritorios y las salas de conferencias y mostrar qué empleados están en la oficina en un día determinado, Comfy fomenta la colaboración en el lugar de trabajo al tiempo que cumple con los requisitos de distanciamiento social y los mandatos locales. 

Además, mantener una densidad de personas adecuada será vital en el lugar de trabajo de la era COVID. Comfy ayuda a facilitar el distanciamiento social y a ampliar las capacidades de saneamiento permitiendo a los responsables inmobiliarios configurar la disposición de la oficina. Como resultado, los empleados pueden utilizar Comfy para reservar tanto los escritorios disponibles como las salas de conferencias del tamaño adecuado en tiempo real, desde la palma de su mano. A medida que se realizan cambios y se optimiza el espacio de trabajo con el tiempo, se puede configurar la distribución del lugar de trabajo dentro de la consola de administración de Comfy en tiempo real.

Gestionar y supervisar

Una vez que se ha reconfigurado la disposición del lugar de trabajo y se ha implementado la programación de salud y seguridad, los responsables inmobiliarios tendrán que repetir y optimizar continuamente su estrategia. 

¿Cómo es la densidad del espacio en determinados lugares o plantas? ¿Qué zonas tienen mayor densidad y pueden requerir más limpieza? ¿Hay plantas de menor ocupación o áreas donde los empleados podrían ser reubicados?

Con Comfy Insights, el panel de control analítico, los responsables inmobiliarios pueden supervisar el lugar de trabajo y planificar mejor las iniciativas relacionadas con el mismo basándose en los datos, no en la intuición. Los datos de utilización del espacio en tiempo real ayudan a los responsables inmobiliarios a conocer mejor la densidad del espacio y a identificar las áreas en las que se puede mejorar la seguridad. Los datos de los sensores IoT y de los socios analíticos wifi mejoran aún más las capacidades de información.                                                                                                                                  

Adaptar el lugar de trabajo a la evolución del cumplimiento de la normativa y a las necesidades de los empleados en tiempo real será esencial para minimizar el riesgo y garantizar la seguridad de los empleados en la era COVID-19.