Para el diseño de este proyecto el equipo de Filipao Nunes Arquitectos buscó la forma de hacer un acercamiento a la naturaleza en un espacio interior, desarrollando un refugio de la urbe que lo contiene en el que los elementos, las texturas y la vegetación se integran en un solo concepto: la casa del bosque.

Muncher invita a disfrutar de una sensación cálida y despreocupada, un ambiente familiar en el que el diseño del proyecto se centra en las cosas que nos hacen revivir los cuentos infantiles, las aventuras de las vacaciones y todo aquello que remite a la alegría de encontrase en el centro de una frondosa arboleda.

En su decoración predominan principalmente las maderas aplicadas en diferentes acabados y formatos logrando una perfecta armonía entre los pedazos que remiten a aquellos recién cortados por el leñador y los del fino acabado del maestro ebanista en el mobiliario y detalles con los que los usuarios tienen contacto. Un encuentro con las texturas burdas y la fusión de los diversos elementos de la naturaleza en un solo lugar.

El proyecto se divide en diferentes zonas. En el área del comedor principal se aprecian unas casitas que hacen referencia a las que se construyen para los pájaros o que destacan en los paisajes de la alta montaña, que acogen bajo sus techos a los grupos pequeños. La vegetación destaca en la zona central y diferentes acentos para enfatizar las transparencias del bosque.

 

Nombre del proyecto: Muncher House

Programa: Comercial

Ubicación: Monterrey, Nuevo León, México

Año: 2018

Estatus: Construido

Proyecto: Filipao Nunes Arquitectos

Fotografía: Idea Cubica

Área construida: 290 m2

Niveles: 1