Por Sergio Gaitán, director de GME Aprendizaje  sergio.gaitan@gmeelectronics.com

Una vez que salimos de una instalación en una sala de juntas, no es común volver, para constatar de primera mano si funciona, si los usuarios están satisfechos, o por el contrario muestran su nivel de frustración porque el sistema no funciona bien.

Estamos conscientes que en proyectos residenciales nuestro trabajo representa horas de entretenimiento familiar a lo largo de mucho tiempo, que un sistema fácil de usar permitirá que todo tipo de usuarios disfruten el sistema.

En cada empresa hacemos las cosas de diferentes maneras, no significa que unas estén bien y otras mal, pero si aprovechamos los recursos que nos ofrece la industria para hacernos mejores, sin duda podemos crecer en beneficio nuestro y de los clientes. Menciono esto porque en general tenemos un buen dominio técnico de equipos y aparatos y es en la parte de organización, estructura de trabajo y procesos, donde usualmente encontramos áreas de oportunidad.

¿Y si para mejorar nuestro trabajo dedicamos tiempo a conocer a detalle estándares y mejores practicas generadas por AVIXA, CEDIA o cualquier otra organización? Es curioso que algunas empresas dicen no tener presupuesto para pagar una membresía, pero no conocen los beneficios que ofrece. La calidad de información, documentos hechos por expertos de nuestra propia industria en los que se recomienda la mejor manera de hacer cosas, y no solo bajo el punto de vista técnico. Recomiendo ampliamente invertir un tiempo razonable navegando por sus páginas de internet para entender que ofrecen, y entonces podemos ponderar si la inversión es cara o barata, pero decir no lo necesito, o lo dejo para mejor momento, son errores que afectan a toda la industria.

El contar con procesos que definan las actividades, responsabilidades, y sus entradas y salidas en cada etapa es un importante facilitador en la rutina de trabajo, al mismo tiempo que permite asegurar que en la empresa se trabaja en base a una metodología definida y ejecutada por todos. Pero es igualmente importante revisar la vigencia de esos procesos para actualizarlos y estar seguros de que obedecen a las necesidades de la empresa. Hacer que se cumplan es responsabilidad de todos, pero definitivamente su diseño es implementación dependen de las cabezas en la organización.

¿Y si el personal de nuestras empresas a todos los niveles recibe un entrenamiento de acuerdo a su puesto, y establecemos niveles de conocimiento? Así sabemos que todo mundo en un puesto especifico, tiene las mismas habilidades.

Tomemos el entrenamiento con seriedad, no es suficiente enviar gente a los cursos de proveedores sin saber en qué o cómo vamos a ocupar ese conocimiento recién adquirido. Aunque en inglés en su mayor parte, el entrenamiento de AVIXA y CEDIA ofrece muchísimas opciones, algunas con costo y muchas gratuitas que se pueden aprovechar para hacer un plan de largo plazo. La clave es tomarlo en serio y hacer que la gente le dedique tiempo de manera constante para cumplir los objetivos.

La participación en congresos y webinars tiene sus propios beneficios y es importante ponerle atención, en muchas ocasiones desperdiciamos oportunidades por que “estamos demasiado ocupados en un proyecto” en vez de planear nuestro futuro.

Los proyectos con usuarios contentos con sistemas en los que cada uno encuentra la funcionalidad que desea, con facilidad de uso y eficiencia. Tal vez si nos diéramos cuenta del poder que tiene lo que hacemos en beneficio de nuestros usuarios y nos esforzáramos en la profesionalización de nuestra industria pudiéramos ganar un papel que es difícil conseguir, ser vistos como contratistas profesionales, enterados de los alcances de la tecnología y con capacidad de implementación en trabajos con calidad de primer nivel.

Tal vez si así fuéramos vistos, podríamos deshacernos de la molesta negociación por que el cliente cree que lo que hacemos vale poco o que siempre va a encontrar a otra compañía que hace lo mismo que nosotros y que cuesta menos.

Tal vez podríamos declinar la participación en procesos de compra que el cliente cree que le favorecen, como las “subastas inversas” sin pensar que mientras menos cueste el proyecto, menor compromiso hay para la empresa ganadora o simplemente que no cuente con el conocimiento y habilidades para llevar a cabo el proyecto.

Conclusión

No, no es fácil lograr ser vistos como empresas de alta especialidad, pero tal vez no tomamos en cuenta nuestra arma más poderosa, cada vez que hacemos un trabajo bien hecho, en el que el usuario “se olvida de nosotros” porque todo es funcional y eficiente y somos nosotros los que estamos en contacto con el para informarle y asesorarlo, aunque no haya necesidades por el momento, entonces estamos empoderándonos como expertos y que le conviene que estemos cerca y funcionemos como equipo.

Lograrlo no es fácil, pero está en nuestras manos.

La música de hoy es cortesía del reconocido pianista Dave Brubeck con su álbum “Dave Brubeck’s All-Time Greatest Hits” se trata de un álbum doble grabado en 1974 y tengo la suerte de tener la versión en vinilo, uno de los tesoros musicales que me ha acompañado por muchísimos años, una joya, además salieron a relucir un par de whiskys, un Jura 10 años y Glenmorangie 18 años, ¡vaya festin para los sentidos!