Estábamos cerrando esta edición y tratando de renovarnos un mes más dando vueltas y haciendo maniobras para salir adelante emocional y económicamente de esta pandemia, cuando recibimos otra noticia que nos sacudió el corazón: nuestra querida Susana Gaitán ya descansa en paz.

Tristeza y dolor deja en su gran familia que como pocas prevalece con un negocio entre parientes. Y deja consternada a esta industria audiovisuales México.

Susana se atrevió donde nadie más antes lo hizo. Forjó una empresa que se adelantó a nuestros tiempos. Desde hace décadas, Susana sabia que viviríamos la era del video. Cuanta razón tenía. Hoy este año 2020 tan trágico en muchos sentidos, también nos dejo saber que el video es nuestra herramienta de trabajo y también nuestra salvación emocional. Gracias a el video hemos aguantado estos meses aciagos de encierro.

“Susana es creativa, intempestiva, arrebatada, entrona y valiente”, así la describía su padre, Don Tomás Gaitán. Con voz de mando, Susana dirigía a técnicos y ingenieros, a diseñadores y a videoastas que sabían que detrás de ese rostro siempre hermoso, siempre bien maquillado, se encontraba una persona sagaz, una mente brillante con temple de acero.

Sobra decir que como mujer fue pionera en una industria siempre demandante. En el trabajo de Susana no había horarios, ni días fijos de descanso. Supo comandar una legión de guerreros audiovisuales que puso en alto el nombre de NIZA Producciones.

Nuestro corazón está compunjido. En Musitech Ediciones y Eventos siempre habremos de agradecer su mano amiga, su colaboración incondicional, su entusiasmo compartido. Estuvo con nosotros en muchísimas Soundcheck Xpo como aliada profesional.

La recodaremos así: activa, valerosa, emprendedora. Nos queda en la memoria sus enormes pestañas, sus pantalones de cuero, su contagiosa sonrisa…

Gracias Susana, tu recuerdo será permanente en nuestros corazones y habremos de magnificar tu ejemplo a las nuevas generaciones de profesionales que quieren hacerse de un lugar en esta industria.

A la familia Gaitán todo nuestro consuelo y nuestras condolencias.

Descansa en paz querida Susana, te veremos siempre en cualquier pantalla gigante en la tierra… y en el cielo.