Tiene ya más de un año y medio que hablamos en este espacio de los racks, y si bien la industria ha cambiado, la necesidad de equipos especializados se mantiene vigente, y aunque varios fabricantes han pronosticado la creciente aparición de servicios en la nube que eventualmente reemplace la necesidad de equipos, hoy aún son necesarios los dispositivos centrales que procesen, distribuyan, controlen o administren información o señales, proporcionando normalmente las funciones principales en los sistemas que implementamos.  

Justamente por esa razón, AVIXA lanzo hace unas semanas la norma AVIXA F502.02: 2020 Rack Design for Audiovisual (AV) Systems Standard (Diseño de Racks para Sistemas Audiovisuales), la cual aborda la función de diseño de racks de una manera holística, partiendo desde la información requerida para hacerlo. En este articulo describiremos brevemente ese estándar, de manera que puedas validar como realizas ese trabajo, así como saber si necesitas descargarlo para “pulir” ese trabajo técnico. 

El proceso de diseñar un rack de equipos implica considerar diversos parámetros y requerimientos, los cuales se identifican en la norma como Entradas del Diseño. Esto implica toda la información necesaria para definir y planear un rack de manera profesional. El resultado es llamado Salidas del diseño y detalla todos los elementos necesarios para la construcción. Normalmente esta información se entrega en forma de planos, hojas de cálculo, agenda y notas, al equipo de instalación o a los responsables del armado de este. En muchos casos la documentación o parte de ella debe ser compartida con otras especialidades del proyecto, como pueden ser arquitectos, responsables de HVAC, eléctricos, o los responsables de la obra. Esto es parte del proceso de implementación de proyecto que permitirá asegurar que existan las condiciones idóneas para el rack.

Como lo mencionábamos previamente, las Entradas del Diseño significa toda la información necesaria para poder realizar la planeación de un rack. La información se clasifica en dos categorías principales: Requerimientos del cliente o regulatorios y de diseño del sistema. En lo que refiere a la primera categoría, deben considerarse los estos cuatro factores en ese orden de prioridad:

1- Requerimientos regulatorios locales 

2- Certificaciones obligatorias 

3- Requerimientos del cliente  

4- Certificaciones opcionales

En la segunda categoría figuran los siguientes datos:

Listado de equipos. Esta relación debe ofrecer toda la información necesaria de todos los equipos para determinar las dimensiones mínimas del rack. Marca, modelo, número de identificación, uso en rack o no, ancho, altura (en unidades de rack de preferencia), profundidad, consumo eléctrico, generación de calor, temperatura máxima y mínima de operación y el porcentaje humedad máxima y mínima relativa.   

Documentación de diseño. En este punto es necesario considerar todo el equipo que forma parte de los sistemas a montar en los racks, incluyendo aquellos no AV o que pudieran no ser proporcionados por nosotros. Es necesario incluir y considerar todas las necesidades de interconexiones y cableado dentro del rack, y todas las conexiones externas o entre racks. Esto último debe incluir el tipo de cable, cantidad, terminación, separación, ubicaciones y puntos de entrada de cableado al rack. Debe también considerarse etiquetado de equipos y necesidades estéticas. 

Datos eléctricos. El listado eléctrico debe declarar la relación de consumo eléctrico de cada componente separado y totalizarse para conocer el consumo completo de los sistemas en él. Requiere determinar fuentes de alimentación, cantidad, capacidades, métodos de conexión, requerimientos de tierra física, UPS y protección eléctrica.

Planeación de espacios. En este rubro es necesario contar con las consideraciones de espacio disponible y requerido, disponibilidad o limitantes del espacio físico donde estará alojado, información de accesibilidad o no accesibilidad a usuarios, operadores y personal de mantenimiento, así como los espacios para considerados para eso (superior, inferior, frontal o trasero), flujo de entrada de cables, ubicación con respecto a otros elementos en la habitación, así como necesidad de espacio para expansiones en un futuro.

Ambiente.  Esto refiere tanto temperatura como humedad del espacio de instalación, para realizar la planeación correcta de disipación de calor y promover que los equipos operen de la manera idónea. Adicional a esto, en esta categoría debemos considerar requerimientos o limitantes de ruido para poder ajustar el diseño en la medida necesaria. 

Seguridad física. Implica documentar necesidades de prevención contra robo, fijación o anclaje de equipos, acceso al sitio de instalación, requerimientos especiales de acceso de personal e incluso necesidad de notificaciones si el rack es usado en algún momento (si llegara a ser necesario). Es importante mencionar que esta norma no contempla seguridad de redes. 

De la recopilación y análisis de esta información, es posible diseñar un rack para sistemas AV de acuerdo con la norma. Los resultados se traducen definiciones de número, tipo, tamaño, espacio usable, requerimientos de terceros, planos y diagramas, de manera que se pueda contar con el panorama completo antes de la construcción del rack. 

Dentro de la información complementaria, en la página web de AVIXA podrás encontrar un archivo de Excel que facilita la recopilación y totalización de información para realizar precisamente este proceso.

Lo más valioso de esta norma justamente es esa visión integral del proyecto para la definición del rack. Esta norma se complementa con un checklist que permite validar que se cuente con la información necesaria (incluyendo diagramas de flujo que proponen justamente no iniciar hasta contar con ella) y múltiples herramientas que aportan al proceso de diseño de un proyecto, como son un repaso del cálculo de calor generado por los equipos (BTU), explicación de los criterios aceptados de nivel de ruido (NR/NC), recomendación de distancias mínimas entre tipo de señales, etc.

Esta norma, de la mano con la de las normas AVIXA F502.01:2018 Rack Building for Audiovisual Systems (Construcción de racks para sistemas audiovisuales) y AVIXA F501.01:2015 Cable Labeling for Audiovisual Systems (Etiquetado de cables para sistemas audiovisuales), permite optimizar el proceso técnico de implementación de un proyecto, minimiza la probabilidad de fallas en instalaciones y mejora considerablemente la capacidad de resolución de problemas o mantenimientos a los sistemas que implementamos. 

Pero, ¿para qué usar normas? En lo personal no me parece que haya una sino múltiples razones. Tener mayor control del trabajo y el resultado para los usuarios, facilitarse la vida, diferenciarse de otros proveedores, darles mayor valor a nuestros servicios y sobre todo, alejarnos de la imagen de una especialidad técnica informal. Recordemos que la mejor fuente de clientes para la industria sigue siendo la recomendación, independientemente del mercado vertical o o la especialidad que desempeñemos. 

¡Hasta pronto! Escríbeme a sgaitan@avixa.org