Independientemente del resultado que hayas tenido durante 2018, el año no fue sencillo. Generalizando de acuerdo a lo que pudimos ver en la industria en México, se sufrió un poco. Como es de entender en año de elecciones y con la incertidumbre del ambiente político/económico interno y externo, causas que frenaron un tanto la toma de decisiones de compra, ocasionaron un ajuste de presupuestos, y en varios casos, el usuario final replanteó su inversión en herramientas o activos, categoría donde muchos nos siguen percibiendo.

En términos de números, de acuerdo a nuestro estudio de mercado IOTA 2018, el valor de la industria en México creció en 2018 aproximadamente un 2.8% con respecto al año anterior, ligeramente arriba del 2.2 % calculado para el crecimiento de la economía del país, para un total de 2,218 millones de dólares.

Pero aunque el año no fue sencillo, pudimos encontrar empresas que tuvieron su mejor año históricamente, otras que desde el tercer trimestre del año alcanzaron su meta de ventas, usuarios finales que hicieron este año su mayor inversión o proyecto audiovisual, eventos de nivel internacional como EDC, el Gran Premio de México (seleccionado por cuarta ocasión consecutiva como el mejor del año), sin mencionar la gira de Roger Waters con 7 conciertos espectaculares en CDMX, Monterrey y Guadalajara, y la necesidad ya característica de la industria de “batallar” para cubrir las posiciones nuevas que el trabajo diario exige.

Lo que no cambia, es el hecho de que quien mejor año tuvo, no fue por casualidad. Normalmente puede notarse un trabajo importante de planeación, disciplina, diferenciación y esfuerzo antes y durante los proyectos audiovisuales.

Basado en nuestras observaciones de la industria, y a algunas ideas manejadas en el reciente evento AVEC (Audiovisual Executive Conference) 2018, queremos hacerte las siguientes recomendaciones:

• Haz del entrenamiento tu mejor herramienta

Lo mínimo esperado por los clientes es que las cosas funcionen. Como industria especializada es inexplicable que muchos de quienes conformamos la industria no han tenido ninguna clase de entrenamiento formal, cuando el 80% de las fallas, errores o costos son el resultado de trabajos incorrectos o incompletos.

Como miembro de AVIXA, aprovecha los cursos gratuitos Inicio Rápido en la Industria AV, Los Fundamentos de la Industria AV, RAVT – Test de Técnico Audiovisual Reconocido e inclúyelos en tu proceso de inducción. Después de esto, continua con cursos más especializados con la asociación o de fabricantes, así aprovecharas al máximo esos cursos subsecuentes.

• Diferenciación

Si tienes oportunidad certifícate. Hoy ya no es suficiente saber algo, es necesario demostrarlo. Varios proyectos desde su nacimiento ya van ligados a contar con ciertas credenciales para participar. RCDD, PMP, CEM, MBA, CTS… elige la que más puede ayudarte y cuál es el camino para alcanzarla. Ojo, la certificación CTS de AVIXA no solo tiene el respaldo de la asociación, sino también el de ISO y ANSI.

• Las herramientas correctas

Este punto es muy amplio. Para el personal técnico, esto inicia con tener herramientas completas y en buen estado, sin embargo, ¿qué equipos adicionales deberían tenerse también? Multímetro, probadores/certificadores de red, medidores de SPL, fotómetro (para luz incidente y reflejada), medidor de impedancia, generadores de ruido, de patrones de video, emuladores de EDID. No necesitas tener todos, solo los que el trabajo justifique.

Esto sin embargo también aplica para ventas. Hacer un levantamiento debería hacerse con las herramientas correctas; lámpara, calculadora, medidor laser (o cinta métrica), escalímetro, casco, chaleco y botas para los lugares que aplique, solo por mencionar algunos.

Usar las herramientas correctas no solo es útil, sino ahorra tiempo e incrementa la precisión.

• Relaciónate e identifícate en la industria

Aprovecha las asociaciones y gremios. Los múltiples espacios de networking te permiten fortalecer tu posición y oferta hacia el mercado. Nuevas líneas de negocios, nuevos territorios, maquila de servicios o nuevos clientes son algunos de los beneficios obvios. Dentro de los espacios exclusivos para miembros de AVIXA, figuran estudios de mercado sin costo, webinars, entrenamientos exclusivos, acceso a normatividad y exposición a nivel industria de manera global.

Pertenecer a una asociación y ser activo en ella no garantiza a alguien ser experto o el mejor en su campo, pero denota un interés en invertir tiempo y recursos para un crecimiento, y un espíritu de participación. Los buenos hábitos también se contagian.

• Conocer la industria

Esto no se trata únicamente de asistir a los eventos y tomarse una copa de vino, cerveza o café con el resto de los participantes/clientes/proveedores/competidores que forman parte de este ecosistema. Implica dedicar tiempo a las diversas opciones de contenido complementario de la industria. rAVe, Commercial Integrator, Install Magazine (obviamente) y el propio blog y artículos del website de AVIXA, sin mencionar casos de éxito de los fabricantes. No se trata de aprenderse las hojas de especificaciones de cada producto nuevo, sino de mantenerse al tanto de proyectos, movimiento de la tecnología, y aún más importante, usos y tendencias o números.

Recordemos que, aunque es una industria técnica, una buena parte creativa siempre aporta, puede ser a ganar incrementar o mejorar funciones o reducir presupuestos.

Específicamente recomendamos a los perfiles comerciales poner atención a esta recomendación.  El saber si algo ya se hizo, contar con ejemplos e incluso aprender qué medios pudiéramos usar para “presumir” nuestro trabajo, siempre es algo valioso en la relación con los clientes.

• Bien siempre, no solo a veces

En esta industria, aún se escucha con frecuencia la frase “nunca saldrá bien a la primera”. Tal vez a eso se deba que de acuerdo a versiones previas del estudio IOTA, los usuarios entrevistados hayan hecho comparaciones entre los profesionales audiovisuales y un oficio. La buena experiencia de un cliente no debería depender de si la persona con quien trata es nueva u ordenada o no lo es. Deberíamos de cuidar mucho más una experiencia estándar de empresa y no de la persona responsable de cierta función.

La estandarización en la industria audiovisual profesional es una buena práctica. Soluciones (recordando la importancia de adaptarse a las necesidades técnicas del cliente y no adaptarlo a las nuestras), procesos, conocimiento técnico, empleo de normas técnicas, documentación de proyectos, uniformes. Estos son varios puntos, solo por mencionar algunos de los aspectos que es posible hacer constantes, desde los puntos más sencillos y no necesariamente técnicos, hasta la manera en que realizamos los procesos de diseño y operación basados en normatividad internacional, siempre…

• Cuida y estimula a tu equipo de trabajo

Sin buscar descubrir el hilo negro, esta industria requiere de perfiles muy especializados. Quienes han publicado ofertas de trabajo, constantemente deben abrir el perfil a especialidades similares o relacionadas (redes, seguridad, CCTV, sistemas, etc.) con el objetivo de lograr cubrir los espacios de trabajo en menos tiempo simplemente por el hecho de que no abundan los técnicos vendedores, operadores, diseñadores, proyectistas o programadores AV o de sus subespecialidades. Si ya cuentas con un equipo, y además existe talento importante y con gran potencial en él, asegúrate de que no desee voltear a otra parte. El dinero no lo es todo, sin embargo, definitivamente si es donde todo inicia. Es fundamental asegurarse de que los ingresos del equipo permiten no solo cubrir las necesidades básicas, sino también disfrutar y aspirar a más.

No todo debe ser sueldo. Bonos, premios, aceleradores vs cumplimiento de metas son solo algunas ideas para revisar.

Y ahora sí, sobre los factores que no son económicos y pueden revisarse cuando las necesidades básicas están satisfechas, figuran planes de carrera, claridad en posibilidades de crecimiento y desarrollo, y al final, pero no por eso menos importante, reconocimiento y agradecimiento, no creo que sea casualidad que los mejores técnicos que conozco en la industria, cuenten con mucho de esto último de sus jefes y compañeros.

Citando a Richard Branson “Cuida a tus empleados, ya que ellos cuidarán de tus clientes” y es cierto, ¿qué será más difícil, cobrar por un trabajo bien hecho, o por uno regular o malo?

• No dejes de planear y revisar

El ritmo actual siempre nos tiene corriendo. Salimos de una reunión para entrar a otra y de un proyecto o evento para tropezar hacia otro. Eso no es necesariamente malo, lo malo es no hacer pausas para planear lo que sea necesario o verificar que las cosas y actividades vayan hacia allá. ¿Alguna vez has hecho o participado en algún proyecto que sospeches que no dejó ganancia o incluso ocasionó una pérdida? ¿Estarías dispuesto a hacerlo otra vez? ¿O qué pasaría si la mitad de tus proyectos fueran así? ¿Te has preguntado qué tanto conoces a tus clientes y si les vendes o ellos te compran a ti?

Aprender a incluir en la agenda un periodo fijo para hacer esto puede dar claridad sobre qué actividades hacer para llevar tu carrera a donde deseas si es el caso, o sobre cómo aplicar algunas de las ideas manejadas en este artículo en tu empresa o con tu equipo de trabajo, pero igual de importante que la planeación, es ir verificando y ajustando el plan si es necesario.

Como verás, hay muchas cosas que hacer para poder mejorar nuestra posición, tanto a nivel personal, empresarial como industria. No podemos diseñar a nivel macroeconómico cómo será el entorno que enfrentaremos en este y los próximos años, pero sí podemos tratar de convertirnos en una industria donde los usuarios disfruten invertir su dinero y lo hagan con convicción. ¿Dónde comenzar? No hay una fórmula, de hecho, es un camino que cada quien debe elegir y construir, pero AVIXA puede acompañarte y apoyarte en el camino.

Para dudas o comentarios escríbenos a sgaitan@avixa.org. ¡Hasta pronto!