“En una esquina complicada entre la carretera México Toluca y la calle de Juan Salvador Agraz, en la zona poniente de la Ciudad de México, nos encargan diseñar un hotel de negocios con mucha presencia para destacar sobre los otros hoteles que se encuentran en esta calle.

Se hicieron muchos ejercicios de volumetría y se optó por un edificio muy sobrio con un gran carácter de hotel y se cuidaron con detalle todos los aspectos técnicos para lograr que el hotel fuera posible en una zona de Santa Fe que es muy ruidosa por la presencia de la carretera.

Cuando se logró cumplir con los requerimientos del hotel para transmisión de ruido y distribución de espacios, tomando además en cuenta las regulaciones del terreno, nos dedicamos a diseñar todos los espacios del hotel para que contaran con un carácter muy especial.

Los espacios públicos se integraron verticalmente de manera muy exitosa y el resultado es un hotel de negocios distinto y muy bien ubicado en el que la diferencia es evidente por el nivel y calidad del proyecto ejecutado.

Los cuartos se cuidaron mucho para brindarles a los huéspedes una experiencia memorable en un balance perfecto con los servicios y aspectos prácticos que un hotel de esta naturaleza exige”.