Inaugurado el 5 de septiembre de 1969 y diseñado por los reconocidos arquitectos Guillermo Shillet, Ángel Azorín Poch, Jesús Valvia, Gustavo Galco y el ingeniero Carlos Visoso, todos ellos bajo la dirección del ingeniero Armodio del Valle Arizpe, el Teatro Morelos se convirtió en un ícono arquitectónico y cultural en la Ciudad de Toluca, en el Estado de México. Durante más de cuatro décadas fue testigo de diversas obras de teatro, conciertos, espectáculos y un sinfín de expresiones artísticas. No obstante, con el paso de los años llegó el desgaste de las instalaciones, en algún momento se planteó su demolición. Sin embargo, autoridades estatales optaron por renovarlo y con ello convertirlo en un ejemplo de innovación arquitectónica al servicio de los mexiquenses.

El proyecto de remodelación y rehabilitación estuvo a cargo del despacho Moyao Arquitectos, dirigido por el arquitecto José Arimatea Moyao, esta firma tiene una amplia experiencia en lo que respecta a construcción de teatros y auditorios. Entre sus principales proyectos se encuentran: el Teatro Telcel, Foro Sol, Pepsi Center y la remodelación del Teatro Metropolitan en la Ciudad de México, asimismo, el Auditorio Telmex en Guadalajara,  el Centro Cultural Mexiquense de Oriente en Texcoco y el Museo Modelo de Ciencias e Industrias (MUMCI), en Toluca, en el Estado de México, por mencionar algunos. La remodelación tomó poco más de un año y se realizó una inversión de casi 300 millones de pesos.

Nos dimos a la tarea de platicar con el ingeniero Guillermo Canales, gerente de Ventas de la firma Teletec y encargado del proyecto para el Teatro Morelos, quien además ha trabajado para diversos teatros, como son el de la Ciudad de Monterrey y el de la Universidad de Ciudad Victoria, en Tamaulipas, entre otros más. Durante la charla pudimos a conocer a fondo los cambios que se hicieron a nivel técnico como son renovaciones en el sistema de audio, iluminación, intercomunicación y vestimenta del teatro, prácticamente todo lo que se hizo para que el inmueble mexiquense fuera restaurado.

“El gobierno del Estado de México decidió que había que remodelar el Teatro Morelos para usarlo como sede de la Orquesta Sinfónica del Estado de México, ellos vieron que era mejor opción remodelarlo por su ubicación, estacionamiento y funcionalidad que hacer uno nuevo.

Una vez aprobado el proyecto, el cual consistía en renovar diversos detalles para dejar al Teatro con un estilo vanguardista y actual, se hizo una licitación, ganada por una constructora, esta empezó a trabajar y a su vez nos contrató para suministrar todo lo referente a iluminación, sonido, intercomunicación, mecánica y vestimento teatral, lo anterior debido a que tenemos más de 40 años de experiencia, en los que hemos hecho más de 140 teatros, en todo el país, así como en Sudamérica y Centroamérica”, expresó Canales.

Entre las principales mejoras que se hicieron al Teatro Morelos, destacan la renovación del sistema acústico, nueva caja escénica (36 metros), mirador (en el techo de la caja escénica), optimización del vestíbulo, camerinos y sanitarios, cambio y aumento de butacas (cupo para recibir entre 2500 y 3000 personas), accesos y lugares para personas con capacidades diferentes, foso para 100 músicos, entre otros más. El espectador de la última fila puede ver espectáculo a una distancia máxima de 36 metros, con lo que podrá disfrutar sin ninguna complicación.

El objetivo siempre fue hacer del recinto un lugar vanguardista que perdure por al menos 50 años en cuanto a tecnología y logística se refiere. Cabe señalar que con las renovaciones se pueden llevar a cabo más de 300 eventos de talla internacional y nacional al año y con ello impulsar a la Ciudad de Toluca como la capital cultural y artística del Estado de México.

Trabajo en equipo

Un aspecto importante es que la remodelación estuvo basada en los lineamientos previamente señalados por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INHA) para no afectar la arquitectura del mismo. Cada una de las áreas de trabajo estuvo supervisada para evitar que algún aditamento, estructura o equipo dañara el inmueble.

Profundizando más acerca de las renovaciones, toca el turno al sistema de audio, se instalaron bocinas como refuerzo sonoro, tanto lateral como central, de la marca Adamson, la cual es una constante en los riders de los artistas nacionales e internacionales, el arreglo es lineal y se pueden utilizar para todo tipo de eventos, cabe destacar que se estudió a fondo la cobertura de bafles y se encontraron con óptimos resultados.

“La acústica fue revisada por gente del arquitecto Moyao, ellos decidieron la geometría de los muros y techo, utilizaron un material Trespa, el cual tiene unas características interesantes, entre ellas que no es pesado pero es muy sólido, tiene una buena reflexión y tiene absorción en otras zonas arriba del plafón de luz para cubrir con las necesidades acústicas. En general, suena muy bien todo el recinto”, señaló Guillermo Canales.

También se incorporó la mezcladora de audio digital Yamaha CL3 de 64 canales, con tecnología Dante incorporada, así como dos unidades Stagebox formato Dante con 32 entradas y 24 retornos, y amplificadores de potencia Powersoft de 2800 watts a 2 OHMS continuos de 20 Hz a 20kHz por canal. En el cuadro A están las especificaciones de equipos de sonido que se utilizaron

“Otro aspecto a destacar es que el lugar está dotado de una concha acústica, fabricada en México por Teletec, de la línea Stage Sets y que es especial para el lugar, a pesar de que es un producto que podemos llamar de línea, la altura se hace especial para este caso. Tiene tres plafones y módulos laterales y traseros lo que ayuda mucho cuando toca la sinfónica. Lo que permite que el público pueda disfrutar más y mejor del sonido, asimismo se redirige entre los mismos músicos.

La manera en que se quita y se pone la concha acústica radica en un sistema donde los plafones son basculantes, el plafón gira (está sostenido por una vara/tiro en un ángulo de 14 grados) cuando se va a guardar, se baja y con un mecanismo diseñado por nosotros se coloca totalmente perpendicular al escenario y entonces ya se puede subir y no estorba a las demás varas y se guardan arriba en la torre de tramoya”, expresó Canales.

En este sentido, se había planteado la posibilidad de que el Teatro Morelos fuera la sede de la Orquesta Sinfónica de la entidad por lo que se optó por equiparlo con la concha acústica. En cuanto a materiales acústicos, se ocupó madera, fueron dos capas, más la capa de acabado y para el bastidor de utilizó aluminio para evitar un menor peso. Cabe señalar que la madera le da el peso especial requerido y poder así reflejar las bajas frecuencias.

En lo que respecta a la intercomunicación, éste es un sistema fijo, básico para todas las áreas y además hay una parte inalámbrica para la gente que tiene que estar en movimiento. El voceo está cubierto en los camerinos. La conexión es hibrida, fija e inalámbrica de la firma Telex. Se instaló un sistema alámbrico de 4 canales y uno inalámbrico UHF de excelente calidad. Lo anterior permite el enlace de canales instantáneos, botones de hablar y escuchar por separado en cada canal. Las especificaciones se encuentran en el cuadro B.

Un aspecto muy importante para cualquier recinto es el de la iluminación, y el Teatro Morelos no podía dejar pasar este apartado. Se incorporó la consola de la marca ETC, modelo ION 1000, la cual cuenta con 1000 canales y puede crecer hasta 6 mil canales, este equipo  está especialmente diseñado para simplificar el control de luces para espectáculos.

“El teatro tiene bastantes reflectores convencionales, es un sistema hibrido que también tiene controles para poder encender y apagar los reflectores de estado sólido que se utilizan en áreas convenientes. El sistema de iluminación, además, tiene dos seguidores profesionales italianos, todo el equipo de luces está basado, prácticamente, en las firmas ETC y Showco. El sistema de iluminación puede ir cambiando muy fácilmente y se ajusta a las nuevas tecnologías que van surgiendo”, dijo Canales.

En cuanto a la mecánica teatral de piso en el Teatro Morelos se instaló piso de madera flotado sobre el escenario (en un área central de 13.5 metros por 44.92 metros, incluyendo el piso del área de trampillas. También se incorporaron sistemas de elevación para el foso de la orquesta, a base de creación de columnas de carga de 9 pulgadas de diámetro mediante mecanismos de doble fleje intercalado. La capacidad de elevación (carga dinámica) es de 250.00kg X m2; peso sostenido (carga estática) 500.00kg X m2, con una velocidad de 2.14m/min. La operación se realiza vía control remoto, entre proscenio, butacas y plataforma 1 y 2.

En la parte de la mecánica teatral aérea, tiene un sistema hibrido, hay tiros motorizados y de contrapeso. Entre las principales ventajas que ofrece el contar con tiros motorizados es que se puede programar ya que es común que los movimientos sean siempre son iguales, aunque una desventaja es la inversión que se requiere hacer. Por otro lado la mecánica contrapesada es segura, más económica pero no siempre se llega al mismo punto por más que se marque o por muy buenos operarios que se tengan. No es precisa.

“Nosotros tenemos seis años realizando mecánica teatral motorizada, no vacilamos en esto, por el contrario ya lo hemos instalado en muchos recintos, es una tecnología probada y segura, no experimentamos. Creo que el resultado convenció a todos, y estamos muy contentos por ello”, agregó Canales.

Por último, la vestimenta teatral también tuvo renovaciones en su totalidad, el telón principal, sus piernas, las bambalinas y demás aspectos se suplieron con terciopelo importado de alta calidad. El ciclorama es de PVC, lo que permite iluminarlo por delante y por detrás.

“Las modificaciones del teatro lo convierten en una opción versátil e inmejorable para recibir diferentes espectáculos, desde una ópera, sinfónica, música pop, zarzuela, teatro musical, solista de piano, violín, comedias o teatro clásico; la tecnología permite esos cambios, vale la pena invertir para tener estos cambios y ofrecer todo tipo de espectáculos, no cerrarse a uno solo tipo, en ocasiones invertir poco limita el uso”, finalizó Guillermo Canales.

Contribuir al desarrollo y fomento cultural es un pilar necesario para que cualquier sociedad evolucione. Lo realizado al Teatro Morelos es un ejemplo de que la renovación va de la mano con la innovación y viceversa. El recinto conjunta la arquitectura clásica con novedosos diseños y tecnología en todas sus áreas. No sólo se hicieron cambios en el sistema de audio, iluminación, vestiduras o mecánica teatral, también se aprovechó la modificación de la torre del escenario para hacer una galería de arte, además se diseñó un mirador el cual permite apreciar todo el centro de la Ciudad de Toluca. Si a esto añadimos que las instalaciones cuentan con sustentabilidad ecológica eficiente, el resultado es sorprendente.

Desde su reinauguración el Teatro Morelos ha albergado diversos eventos y espectáculos, como son obras de teatro y conciertos, destacando la presentación del ballet de Elisa Carrillo, primera bailarina de la Ópera de Berlín y quien también es orgullosamente mexiquense. Hoy el Teatro recibe a todo aquel que esté interesado en conocer más de la cultura. El recinto mexiquense se une a otros como el Centro Cultural Mexiquense, el Archivo Histórico Municipal de Toluca, entre otros más que hay en la entidad. Si no han tenido la oportunidad de acudir, háganlo, se van a llevar una grata sorpresa y disfrutarán del evento, se lo aseguramos.