Después de una exitosa fase piloto, la Universidad de renombre internacional despliega 58 aulas multifuncionales con TeamConnect Ceiling 2

La Universidad de Nevada, Las Vegas (UNLV), una institución de investigación de categoría mundial que se enorgullece de su diversidad y de sus competitivos programas académicos en hostelería, derecho y muchas otras disciplinas, se enfrentó a un conjunto de retos técnicos sin precedentes en medio de la pandemia mundial de COVID-19. Con una población estudiantil diversa de todo el mundo y una incertidumbre persistente de cómo la pandemia afectaría al aprendizaje en persona, la Universidad se movió con decisión para implementar un escenario de aula híbrido y flexible que pudiera acomodar tanto el aprendizaje en persona como el remoto. La nueva solución incluía varios micrófonos Sennheiser TeamConnect Ceiling 2 (TCC2), que se están desplegando en 58 aulas polivalentes de todo el campus.

El rector solicitó un «plan grande y audaz» que ayudara tanto al profesorado como a los estudiantes a desenvolverse en un entorno de aprendizaje desafiante, a la vez que proporcionara un valor duradero a la universidad en general. El especialista en sistemas audiovisuales e informáticos Frank Alaimo y el especialista en sistemas de control de aulas Michael Theil reunieron al equipo informático de la universidad y elaboraron un plan. «Era lo que me gusta llamar la navaja suiza de las aulas, porque es un aula típica, pero añadimos la captura de conferencias y la conferencia web en las salas», explica Alaimo. «Ahora la sala tiene capacidades síncronas y asíncronas, capacidades de grabación, capacidades en vivo ‘en la sala’, lo tiene todo».

La Universidad de Nevada, Las Vegas, ha implementado 58 aulas multipropósito, cada una de las cuales incluye la solución de micrófonos TeamConnect Ceiling 2 de Sennheiser (foto cortesía de UNLV).

Un requisito específico de la administración fue que cada salón debía ser una «copia al carbón» técnica del otro. «Aunque las salas tuvieran tamaños y mobiliario diferentes, era importante para nosotros ofrecer una funcionalidad similar en cada una de ellas», afirma Alaimo. «Una de las cosas que queríamos garantizar a nuestros instructores era que, cuando fueran de un edificio a otro, el panel táctil fuera exactamente el mismo y que pudieran grabar las clases mientras experimentaban una conferencia A/V de máxima calidad».

La nueva aula híbrida -apodada cariñosamente RebelFlex por la propia mascota de la Universidad- fue una evolución natural: «Ya contábamos con el SpeechLine Digital Wireless de Sennheiser y el Sennheiser Control Cockpit, y añadimos el TCC2 como parte de nuestra solución global de conferencias web», dice Alaimo. «Ahora, el instructor tiene un micrófono en el atril, y el TCC2 es capaz de capturar tanto a los estudiantes como al instructor, en caso de que éste decida dar una conferencia mientras se mueve por la sala».

La tecnología patentada de formación de haces de los micrófonos de la TCC2 es especialmente útil en aulas con muchos estudiantes: «Los micrófonos captan las voces muy rápidamente y son capaces de desplazarse hasta donde esté hablando un estudiante, y luego es capaz de rebotar hacia delante y hacia atrás según sea necesario», dice Theil. «Esto también nos simplifica la vida en TI, ya que no tenemos que hacer ajustes en los micrófonos. Eso es un gran ahorro de tiempo».

El Sennheiser TeamConnect Ceiling 2 fue fácil de instalar y una parte integral de la solución de aula híbrida RebelFlex de la UNLV. (Foto cortesía de UNLV)

RebelFlex con causa

El «primer» RebelFlex se desplegó en el centro de la facultad del VNU, y el equipo de TI proporcionó entonces recomendaciones sobre cómo migrar tanto las aulas nuevas como las ya existentes a entornos «high-flex» más modernos. «El concepto era un poco abrumador para los instructores al principio, por lo que, como parte del programa piloto de RebelFlex, incluimos un asistente de RebelFlex en cada sala para proporcionar apoyo, de modo que los instructores pudieran permanecer centrados en su agenda durante el despliegue inicial», dice Alaimo.

El despliegue principal consistió en 58 aulas: «Tomamos ocho aulas que teníamos en el campus que ya tenían una cámara y un dispositivo de grabación Pasnapto y las convertimos en aulas RebelFlex», dice Alaimo. «Las 50 aulas restantes son completamente nuevas, con equipos que incluyen los micrófonos Sennheiser TCC2». Ahora que el despliegue está en marcha, RebelFlex ha calado entre la administración y la población estudiantil: «Ya estamos recibiendo comentarios positivos», dice Theil. «Tenemos profesores que nos llaman y nos dicen: ‘Necesito que convirtáis mi sala en una sala RebelFlex para mañana’. Además, estamos viendo el empuje de nuestra administración para que haya cada vez más aulas en línea».

Las aulas RebelFlex varían en tamaño, desde 25 asientos hasta 179 asientos – las salas de mayor tamaño son atendidas por un par de unidades TCC2. Además de otras aulas RebelFlex que están en fase de planificación, Alaimo y su equipo también están estudiando la posibilidad de convertir un auditorio del campus que está siendo renovado: «El auditorio ya cuenta con todas las características de grabación, así que si la administración decide seguir adelante, estaremos listos para rodar y podríamos desplegar fácilmente el TCC2 allí», dice Alaimo.

La compatibilidad con Dante de TeamConnect Ceiling 2 facilita el control, la supervisión y la adición o eliminación de dispositivos en la red. (Foto cortesía de la UNLV).

Previsibilidad y rendimiento de Sennheiser

En un mundo que es impredecible, las nuevas salas RebelFlex ofrecen previsibilidad, asegurando una experiencia común tanto para los instructores como para los estudiantes. «Lo más importante es que el contenido del micrófono y las diapositivas se capturen», explica Alaimo. «El TCC2 no sólo ayuda a capturar la conferencia, sino que también permite a los estudiantes sentirse parte de la experiencia». Theil está de acuerdo: «Queríamos poder ofrecer una experiencia similar al estudiante, tanto si estaba en persona como a distancia», añade. «Si estás en casa y recibes una clase inferior o sientes que no puedes oír a los demás estudiantes, no obtendrás el mismo grado de valor. Nuestro sistema se ha diseñado para que la gente en casa tenga las mismas oportunidades que los estudiantes en el campus”.

La compatibilidad con la red de TCC2 hizo que la instalación fuera perfecta: «Utilizar Dante con TCC2 facilita mucho las cosas, porque todo aparece como un dispositivo de red», dice Theil. «Poder enrutar todos los dispositivos con un simple clic de ratón lo simplifica todo, y significa que podemos supervisar el rendimiento con Control Cockpit aquí mismo en la oficina. Además, con la conectividad Dante, puedo fusionar las capacidades de conferencia de dos o más salas rápidamente si es necesario».

Utilizando Sennheiser Control Cockpit, el equipo de TI también puede monitorear cosas como los niveles de batería, la funcionalidad de silenciamiento y otras características. «Este tipo de monitoreo remoto a través de Control Cockpit nos da una mayor confianza de que cuando alguien entra a la sala no habrá problemas. Sabemos que todo funcionará como debe», dice Theil.

Theil también aprecia la funcionalidad de zona de exclusión de TCC2, ya que cada habitación tiene su propio conjunto de desafíos de ruido: «Si estamos cerca de un registro de HVAC, podemos ajustar el patrón de captación para no captar más ruido de él», dice. «O si hay una puerta por la que entran y salen los estudiantes, puedo cortar esa pequeña sección de la sala con una zona de exclusión». Una vez definidas las zonas de exclusión, Theil sólo tiene que colocar un procesador de audio estándar: «No tengo tiempo de hacer un programa DSP personalizado para cada sala, y eso es lo que lo hace realmente bueno, funciona de maravilla nada más sacarlo de la caja», dice.

Alaimo dice que el despliegue de RebelFlex -incluyendo la solución TCC2 de Sennheiser- ha establecido un nuevo estándar para las capacidades de las aulas de la Universidad y espera que la trayectoria continúe: «Tenemos proyectos de todo tipo y tamaño, pero creemos que todas las aulas serán RebelFlex por defecto en el futuro».