Prácticamente todos los lectores de esta revista hemos podido notar cambios radicales en el estilo de vida con el pasar de los años. El trabajo, el entretenimiento, los hábitos de compra y de consumo, incluso en la educación formal y en la capacitación, el cambio es sumamente evidente.

El sector educativo siempre se ha apoyado de manera importante en la tecnología buscando ser más eficaz, siendo de hecho una de las razones de la creación de la asociación AVIXA hace casi ochenta años, con un grupo de empresas y fabricantes que buscaban mostrar a las universidades las ventajas de adoptar tecnologías de comunicación.

Los colegios constantemente trabajan para crear ambientes educativos más robustas. Mientras la tecnología continúa evolucionando, la educación (en particular, la superior), se convierte en un ambiente rico en experiencias inmersivas de aprendizaje. De acuerdo al estudio IOTA (Industry Outlook and Trend Analysis) de 2017, el mercado vertical de educación no es uno de los más fuertes en Mexico (es el sexto) de hecho, sin embargo, cuenta con una perspectiva de crecimiento ligeramente mayor al promedio de la industria, lo que habla de la actitud de adopción de la tecnología en este sector.

Al día de hoy, los estudiantes activos en su gran mayoría son digitales nativos. Casi han olvidado el uso de dibujos, cartulinas o rotafolios, y se enfocan en el uso de Powerpoint, Prezi, Google Homeworks o apps para tabletas. Tienen grandes expectativas en la tecnología y conectividad, y esperan que esto se refleje también en sus experiencias educativas.

Hoy día, en los países desarrollados, casi nueve de cada diez alumnos tienen algún tipo de tecnología AV en su salón de clases. En países emergentes, este número con certeza es significativamente menor, sin embargo, la facilidad de acceso a información y herramientas de comunicación no cambia la exigencia de los estudiantes. La tecnología AV es uno de los elementos que influyen directamente en el compromiso de los estudiantes y su postura hacia las clases, obviamente, cuando esta correctamente implementada. Soluciones interactivas o táctiles, inalámbricas, controlables con una aplicación, son parte de las exigencias que tienen los estudiantes, y el nuevo reto para las escuelas.

Por su parte, en las escuelas existe considerable “competencia”. Es claro que hoy existen muchas más opciones educativas en el mercado, de diferentes tipos y gamas de precios, nacionales e internacionales, presenciales o en línea, y los colegios buscan formas para atraer a ese mercado de futuros consumidores de educación, para lo cual están constantemente modificando planes de estudio, creando nuevas carreras y volteando a ver a la tecnología como posible diferenciador de la competencia.

El primer lugar lógico para implementar tecnología es el salón de clases. Ese espacio cada vez más flexible en cuanto al tipo de actividades que se desarrollan dentro de él, busca favorecer con más frecuencia ambientes de trabajo en equipo, colaboración, inclusión y de ser posible inmersión, para acercar más a los estudiantes al entorno que enfrentaran en un futuro.

Las instituciones educativas, apuestan por espacios comunes cada vez más utilizados para generar “el efecto WOW” mediante pantallas, videowalls, proyecciones, sistemas de audio, incluso permitiendo a la comunidad estudiantil alimentar o administrar parte del contenido desplegado. O también generando espacios para actividades deportivas con mayor compromiso de la audiencia con su equipo. Incluso, ya me he encontrado en internet varios canales deportivos de equipos universitarios en Mexico con transmisiones en vivo.

¿O qué decir de la señalización digital?, la cual cada vez reemplaza los espacios de comunicación de las escuelas, carteles en paredes, periódicos murales o incluso ya se encuentran en las cafeterías.

Esto obviamente es más fácil notarlo en escuelas con presupuestos mayores, sin embargo, estas tendencias suelen crecer conforme sigue bajando el precio de la tecnología y los colegios descubren más beneficios o la necesidad de contar con este tipo de tecnologías. Obviamente no solo se trata de incrementar los presupuestos de inversión en este rubro, sino desarrollar una estrategia tecnológica integral para la escuela: planeación, compras, mantenimiento, actualización.

Para las escuelas, la preocupación número uno con respecto a AV es mantenerse dentro del presupuesto, seguido de la disminución de caídas de servicio (downtimes); algo particularmente complejo cuando la escuela brinda ventanas muy cortas para instalación o mantenimientos.

Sin embargo, este mercado es también bastante competido. Un porcentaje muy alto de miembros de la asociación AVIXA atiende a este mercado o tiene interés en hacerlo en un futuro cercano. Esto obliga a los interesados a entender muy bien cómo adaptarse de la manera correcta en los aspectos financieros, tecnológicos y de usabilidad, algo en lo que honestamente la industria AV definitivamente tiene mucho que aprender.

Como parte de las herramientas que AVIXA ofrece para ello, puedes encontrar las siguientes orientadas específicamente en mejorar la preparación para atender al mercado educativo.

AV/IT Infrastructure Guidelines for Higher Education. Un whitepaper desarrollado por la asociación en 2014 pero aun con mucha vigencia que propone procesos y posturas para la planeación de soluciones AV/IT educativas.

Five ways higher education can benefit from audiovisual technologies. Este whitepaper propone cinco tips claros y concisos sobre cómo la tecnología de audio y video puede y está aportando a los intereses de este sector, revisando algunos casos de éxito.

MOAR Education 2018. Este estudio plantea un análisis completo de este mercado vertical, pasando por los estudiantes, el colegio, su postura hacia la tecnología y los retos al atenderlo.

11 AVIXA Standards Supporting the AV Industry. Este infográfico (disponible también en español), propone qué estándares o normas de AVIXA aplican tanto para el mercado educativo como para otro tipo de ambientes cotidianos donde encontramos soluciones AV de forma habitual.

Estos recursos están disponibles en la pagina web de la asociación, y la gran mayoría son gratuitos para la industria.

Aquellas empresas de integración quien tenga mejor preparación técnica y comercial, que entiendan y se adapten mejor a las necesidades de este tipo de clientes, son aquellas que se convertirán en el aliado comercial de uno o varios colegios por un buen número de años.

Acércate a nosotros para conocer más de estos y otros recursos de AVIXA.

¡Hasta pronto! sgaitan@avixa.org