En el año 2017, con el cambio de nombre de Infocomm International a AVIXA, no solo se refrescó la imagen de la asociación para reflejar mejor el dinamismo  de esta industria sino también iniciaron algunos cambios que pretenden aportar al crecimiento de la industria y el movimiento económico que genera.

Dentro de estos esfuerzos, se reconoce la inteligencia de negocios y el conocimiento como herramientas con la capacidad de potenciar el desarrollo de los profesionales y los negocios.

Como parte de ese enfoque, AVIXA reforzó su inteligencia de mercado, con tres estudios como bandera principal. Estos son IOTA, META y MOAR.

IOTA (Industry Outlook and Trends Analysis) analiza el valor de la industria en sus diferentes territorios, mercados verticales y soluciones, META (Macroeconomic Trends Analysis), que repasa los factores y aspectos que influyen en la industria y su desarrollo a nivel macro, y MOAR (Market Opportunity Analysis Report) que profundiza en un análisis de diferentes mercados verticales, existiendo al día de hoy este reporte para mercado Retail, Hospitalidad, Transportación, Recintos deportivos y corporativo.

Hoy de nuevo hablaremos del mercado corporativo, no para recomendar acciones al atenderlo sino para analizar algunos aspectos generales dentro del mismo. Este segmento, representa el más grande para la industria AV profesional a nivel de consumo de tecnología y soluciones audiovisuales con un 35% del total del consumo para el caso de América.

El resumen ejecutivo del estudio MOAR para este mercado plantea varios puntos a analizar y conocer dentro de este mercado para poder atenderlo mejor y maximizar las oportunidades de negocios en él.

Incrementar la productividad es el conductor principal para la inversión en Audio y Video.

Esto tiene diversas dimensiones. Muchos empleados de corporativos están migrando a plataformas móviles, como tabletas, laptops compactas o smartphones, dejando atrás las típicas computadoras de escritorio. En muchos casos, estos dispositivos incluso son suministrados por los propios empleados, incrementando los retos para cuidar la seguridad y compartir contenido.

Adicional a esto, hoy cada día es más normal encontrar fuerzas laborales descentralizadas. 

Por obvias razones, las soluciones tecnología de colaboración permiten empoderar a los equipos de trabajo. Esto pone a los clientes y a los profesionales AV frente a nuevos retos. Las propuestas deben acoplarse a la coexistencia de soluciones fijas y móviles. En lo que respecta a Comunicaciones Unificadas, es necesario considerar ambientes híbridos para la mayoría de los casos. De ahí la importancia de dominarlas, y entender bien la autopista sobre la cual se desplazan: las redes de datos.

A pesar de la movilidad, las organizaciones se replantean el enfoque del ambiente en la oficina.

Mientras algunas empresas siguen buscando ser flexibles en cuanto a la ubicación de sus empleados para identificar dónde y cuándo pueden realizar mejor su trabajo, existe un grupo creciente de empresas en el mundo corporativo americano que enfoca sus esfuerzos de innovación para traer de vuelta a sus empleados a “la base”. La implementación de soluciones con tecnología audiovisual es una de las estrategias que las empresas tienen para hacer de la oficina el mejor lugar para estar, en parte, mejorando las experiencias de los usuarios. Espacios lúdicos, llamativos, donde es cómodo estar, complementan las soluciones mucho más coordinadas de comunicación y colaboración en el espacio de trabajo moderno, apostando a la mejor interacción humana –presencial– y afortunadamente, también la industria audiovisual profesional puede aportar mucho en ese aspecto. Y realmente es algo fácil de entender, las oficinas se convierten actualmente en una expresión y refuerzo de la cultura corporativa, y cada vez más se busca que esto sea congruente y mejore la forma en que las personas se comunican, interactúan, cómo se comparte la información y cómo se toman las decisiones a lo largo de la organización.

El tamaño de los proyectos y planes corporativos influye en el presupuesto y los alcances de las oportunidades para la industria AV profesional.

Dados los amplios y diversos retos que enfrenta el ambiente de los negocios actualmente, los tomadores de decisión mantienen su enfoque en la mejora o adquisición de tecnologías y soluciones que apoyen al empleado de oficina de hoy. Esto se refuerza en dos sentidos: la constante necesidad de incremento de productividad y optimización de recursos (siendo ya también el tiempo humano, un recurso cada vez más valorado), y la búsqueda de retención de talento humano, brindándole ambientes cómodos y herramientas suficientes para desempeñar sus responsabilidades.

Esto, reflejado en gasto previsto para el año 2018 solo en los Estados Unidos representaba un monto aproximado de de 181 billones de dólares, de los cuales, casi 12 billones correspondían a inversiones en soluciones audiovisuales, provenientes de Capital de Inversión (Cap-ex).

Consistente con un enfoque en la oficina, los planes enfatizan los espacios colaborativos.

El estudio reflejó un interés importante en mejorar las herramientas audiovisuales empleadas en las salas de reuniones grandes (62% de los entrevistados expresaron esa inquietud para el corto plazo), salas pequeñas (58%), así como incorporar tecnologías AV como sistemas de audio (63%) y soluciones de captura o producción (51.9%). La integración de la tecnología actual de los proyectos con sistemas nuevos es parte de la visión que en general puede verse (no es sencillo convencer a alguien de tirar lo que ya tiene), con inversiones significativas relacionadas a seguridad o sistemas de vigilancia (41.6%) y herramientas de presentación inalámbrica (39.1%).

El secreto para tener éxito en proyectos AV. Alcance y tiempos.

Tanto los usuarios como los proveedores de soluciones audiovisuales coinciden en que dos de los retos más grandes en implementaciones pasadas son mantener el presupuesto y los tiempos alineados con las expectativas. Como cualquier con experiencia con clientes, la economía del mundo corporativo es una preocupación constante. Obtener presupuesto no es una tarea sencilla, e incrementarlo lo es aún menos. Las empresas quieren asegurar la disponibilidad de los servicios e incluso, verlo monetizado. La baja de servicios o downtimes, deben ser minimizados o eliminados. Sin embargo, no se percibe que sea algo tan complicado.

Como los dos aspectos principales expresados por los usuarios para calificar un proyecto como exitoso está el que el proveedor entienda correctamente las necesidades de los clientes corporativos y ajustarse al presupuesto.

¿Interesado en conocer más de nuestros estudios de mercado? Ingresa a www.avixa.org/insight/marketintel o escribenos a sgaitan@avixa.org.

¡Saludos!