El Estadio Alfredo Harp Helú, nueva sede del equipo de béisbol de los Diablos Rojos del México, contó con la colaboración de Panasonic de México y la empresa integradora Artcoustix para diseñar e instalar una completa solución visual que cuenta con 11 pantallas gigantes, señalización digital y su propia productora de televisión con calidad broadcast.

La nueva casa del equipo de béisbol Diablos Rojos del México, el Estadio Alfredo Harp Helú es, a la vez, una monumental obra arquitectónica de gran belleza y un funcional recinto deportivo con todas las comodidades para que jugadores, equipos y aficionados disfruten plenamente del béisbol en un escenario que cumple con las rigurosas especificaciones de la MLB (Major League Baseball). Para levantar un proyecto de tal magnitud, la organización de los Diablos Rojos se rodeó de empresas expertas en los más diversos ramos. Tal es el caso de Panasonic de México, quien junto a la compañía de integración Artcoustix, se encargó del diseño e instalación de las soluciones audiovisuales que dan vida a sus diferentes espacios, crean un ambiente festivo e informan de los detalles y estadísticas que rodean a un juego de pelota.

Gracias a la solución de Panasonic y Artcoustix, consistente en un espectacular sistema de pantallas gigantes único en México (incluyendo cintillos y una pantalla traslúcida), un sistema de señalización digital con decenas de monitores planos y un vasto equipo de cámaras, switchers y grabadores Full HD para la producción de contenidos de video y televisión, el Estadio Alfredo Harp Helú ofrece una completa experiencia de entretenimiento familiar que va más allá de las acciones del diamante. Con estos recursos tecnológicos, tanto el aficionado que visita el estadio como quien sigue el juego desde casa a través de la señal generada por Diablos TV, viven de cerca las emociones del equipo escarlata.

Bienvenidos al nuevo “infierno”

“Este es el estadio que canta, así ya lo conoce la gente”, explica el doctor Othón Díaz Valenzuela, presidente ejecutivo de los Diablos Rojos del México. Y es que el público goza este recinto, un estadio que enamora los sentidos de los aficionados y fascina a quienes viven por primera vez la magia del Rey de los Deportes.

Luego de la desaparición del tradicional Parque del Seguro Social, el equipo de los Diablos Rojos se mudó por un tiempo al Foro Sol, un espacio que la afición escarlata no sentía propio, y posteriormente al acogedor pero limitado Estadio Fray Nano. Durante ese periodo nómada, el C.P. Alfredo Harp Helú, apasionado propietario del equipo, decidió que la escuadra de sus amores debería tener una casa que fuese digna de su historia y orgullo de la Ciudad de México.

Obra de los arquitectos mexicanos Alonso de Garay (ADG) y Francisco González-Pulido (JAHN), el estadio mezcla la identidad del equipo con rasgos de la cultura mexicana, otra de las pasiones del C.P. Alfredo Harp Helú. Por una parte, su espectacular techo en forma de tridente no deja lugar a dudas de que se trata de la casa de los Diablos Rojos, y por otra, un hermoso enrejado metálico perimetral, obra del artista oaxaqueño Francisco Toledo, marca los límites del estadio, en cuyo interior se encuentran estructuras en forma de edificios prehispánicos, coloridos murales y esculturas que hablan de México.

De acuerdo a los arquitectos, el estadio destaca por su estructura monumental de techo liviano – compuesto de acero ligero envuelto en material textil PTFE–, que se asemeja a un tridente y que contrasta con la geometría de las cubiertas que han definido históricamente a los estadios de béisbol en el mundo.

“Don Alfredo quería un estadio único, nos pidió dejar a un lado los clásicos diseños utilizados en otros deportes, definitivamente no quería una “gran olla” con un campo de béisbol en el medio, así que los arquitectos se lucieron con este concepto que gusta mucho”, apunta el presidente ejecutivo de los Diablos Rojos.

Desde el inicio del proyecto se fijó el objetivo de que el estadio cumpliera con los estándares de la MLB. “Contamos con la asesoría de Murray Cook, el consultor oficial de MLB para nuevos estadios, y la validación de Jorge Pérez, VP Senior y Cónsul Internacional de MLB, de tal manera que estamos listos para recibir juegos oficiales de Grandes Ligas y otros eventos internacionales como el Clásico Mundial de Béisbol”, añade Othón Díaz, quien tiene amplia experiencia en la administración deportiva, en los sectores público y privado, además de haber sido deportista de alto rendimiento en la especialidad de kayak.

Estadio Alfredo Harp Helú (Fuente Sitio Web Diablos Rojos)

  • 47,145 m2 de construcción
  • 13,600 m2 de pasto sintético
  • 1,203 pilotes de 48 cm por lado hincados a 45 m de profundidad
  • Tridente en el techo con tres módulos de 500 toneladas de peso cada uno
  • 93,000 m3 de excavación
  • 62,000 m3 de concreto
  • 174 luminarias LED para el terreno de juego
  • 20,800 espectadores
  • 969 m2 totales de pantallas LED

¡Playball!

Durante la etapa de evaluación de propuestas que los responsables del estadio llevaron a cabo, Artcoustix, una empresa mexicana con más de 20 años de experiencia desarrollando soluciones audiovisuales, presentó un sólido proyecto que contó con el respaldo del Grupo de Soluciones B2B de Panasonic de México. “Nuestra propuesta fue muy bien recibida, tanto por el respaldo que significó la tecnología, servicio, presencia y asesoramiento directo de Panasonic, como por el buen sabor de boca que ya habíamos dejado en proyectos previos, realizados para diferentes compañías del grupo empresarial propietario de los Diablos Rojos”, comenta Graco Magallanes, director general de Artcoustix.

“Uno de los objetivos de este nuevo estadio es que la afición disfrute un espacio lleno de tecnología bien aplicada en todas las áreas. Desde que se planteó el proyecto, don Alfredo manifestó su deseo por contar con recursos tecnológicos espectaculares, así que tuvimos distintos acercamientos con compañías de tecnología, evaluamos el tipo de soluciones que nos daban sus marcas y después de un exhaustivo análisis, decidimos trabajar con Panasonic”, agrega Othón Díaz.

Para facilitar el diseño, integración y entrega de la solución, se decidió dividir el proyecto. De esta forma Panasonic, a través de su Grupo de Soluciones B2B, se encargaría de la integración de la solución de producción de video para el proyecto de Diablos TV, mientras que Artcoustix, siempre con el apoyo de la compañía japonesa, se enfocaría en la ambiciosa solución de despliegue de imágenes en todo el estadio.

La solución de Artcoustix se dividió en tres grandes rubros: integración de todo el sistema de pantallas gigantes y monitores de pantalla plana, integración de espacios como el cuarto de control o la Tienda Diablos, y los servicios de diseño del proyecto y asesoramiento para que terceras partes ejecutaran instalaciones como la de conectividad vía fibra óptica.

Tecnología de imagen en cada rincón del Paraíso de los Diablos

El asombroso sistema de pantallas gigantes es notorio desde que el público se acerca al Estadio Alfredo Harp Helú, pues justo su entrada principal se corona con una innovadora pantalla traslúcida de enormes dimensiones que es apenas una muestra de lo que espera al aficionado en el interior del recinto.

La solución se compone de once de pantallas gigantes con tecnología LED de Panasonic (diez de ellas con pitch 10 y resolución Full HD, conectadas vía fibra óptica y con estándar IP65 de resistencia a la intemperie) divididas de la siguiente forma:

  • Una pantalla traslúcida tipo mesh de 23.8 x 8.84 metros (con resolución 512 x 1092 y la única con pitch 42.5) que actúa como una gran persiana: por una parte da la bienvenida al público que se acerca al estadio y, al mismo tiempo, deja ver el edificio principal del nuevo inmueble.
  • Dos pantallas gigantes para la parte superior de los jardines (de 21.12 x 11.52 metros) en las que se informa el marcador del juego, estadísticas, perfiles de jugadores y se muestran dinámicas de entretenimiento como la Kiss Cam o videos publicitarios.
  • Dos pantallas para el muro verde de los jardines (con dimensiones de 24 x 1.92 metros) que se utilizan como complemento de los contenidos desplegados en las pantallas grandes o como apoyo para las actividades de entretenimiento, como la aparición de la mascota o el grupo de animadoras.
  • Cuatro cintillos en la división de los dos niveles de la tribuna, dos de 70.4m x 0.64m y dos de 62.4m x 0.64m. En ellos se muestran logotipos de patrocinadores, información básica de los jugadores y contenidos de apoyo para las actividades de entretenimiento.
  • Dos pantallas ubicadas en el muro verde detrás del home o plato de bateo, con dimensiones de 3.84 x 0.96 metros. En ellas se despliega la imagen de los patrocinadores del equipo. Estas pantallas aparecen a cuadro en todas las tomas de los lanzamientos del pitcher durante la transmisión televisiva del juego.

“Ninguno de los estadios de béisbol en México tiene este tipo de pantallas en los jardines, eso nos pone a la vanguardia; ahora contamos con cintillos en el nivel palcos y gradas superiores. Entonces por un lado brindamos los detalles del juego, repeticiones y estadísticas y por otro lado tenemos flashes informativos y espacios para patrocinadores”, asegura Othón Díaz.

La solución de despliegue de imagen se complementa con los siguientes recursos:

  • Cabina de Control y Animación: Es el espacio en el que se controlan todos los sistemas y equipos necesarios para el despliegue de imagen y contenidos en todas las pantallas, además del sonido local que informa y anima al público, el manejo de estadísticas y redes sociales. Artcoustix se encargó de la integración del espacio: desde el mobiliario y los racks hasta la instalación del cableado necesario para brindar la conectividad que cada sistema requiere.
  • Señalización Digital: Se instalaron más de 80 monitores Panasonic (con tecnología LED y pantalla plana de 65 pulgadas) en diferentes zonas del estadio, como el vestuario, gimnasio y comedor del equipo local, vestuario del equipo visitante, los dos dugouts o bancas, Tienda Diablos, centros de consumo, oficinas y áreas comunes del estadio.
  • Palcos y Terraza: Cada uno de los 22 palcos cuentan con un monitor Panasonic LED de pantalla plana de 40 pulgadas para que sus ocupantes puedan seguir las acciones. La excepción es el palco principal, el cual tiene cuatro monitores de 55 pulgadas, y la terraza, con tres monitores de 55 pulgadas. 
  • Tienda Diablos: Artcoustix instaló el sistema de señalización digital con monitores de video Panasonic, además de los sistemas de audio, videovigilancia, detección de humo y redes, utilizando equipos de diversos fabricantes. 

El director del Grupo de Soluciones B2B de Panasonic de México, Ken Tsutsumi, señala al respecto: “Estoy convencido de que somos la única empresa en México capaz de integrar este tipo de proyectos audiovisuales. Desde la tecnología de hardware y software, hasta nuestra capacidad de instalación, capacitación, asesoramiento, garantía y presencia local”.

Contenidos que lucen en pantalla grande

“Las pantallas informan y se aprovechan para brindar al público muchas opciones de entretenimiento interactivo. Todo ello tiene su origen en nuestra Cabina de Control y Animación, donde tenemos productores y operadores muy creativos que trabajan en dinámicas casi inmediatas para aprovechar los espacios entre jugadas: ellos ponen la música, el ambiente, la Kiss Cam y algunas bromas muy sanas. Son parte vital para que el aficionado se la pase a gusto tres o más horas”, describe el directivo Othón Díaz.

Los contenidos que se despliegan en todo el sistema de pantallas gigantes se dividen en tres grupos: gráficos (estadísticas, información, logotipos de patrocinadores y anunciantes, publicidad), entretenimiento en vivo (imágenes del público y dinámicas de interacción como la popular Kiss Cam) y video con repeticiones de jugadas proveniente de la señal de la transmisión del juego vía Diablos TV.

Para la producción de video de los contenidos de entretenimiento en vivo se utilizan dos videocámaras portátiles multiformato con calidad 4K modelo AG-UX180 de Panasonic.

En la cabina de animación un grupo de realizadores tiene que trabajar de manera expedita para “ponerle sabor” a las pausas del juego, así que usan diversas herramientas de software para lograrlo, además del sistema de sonido.

El estadio también ofrece WiFi pública gratuita y diversas dinámicas interactivas a través de redes para vivir experiencias personalizadas.

Otras herramientas para informar y entretener

  • Sistema TriCaster para la producción de los contenidos de video y gráficos que se despliegan en las pantallas de la parte superior de los jardines.
  • Sistema 3Play para repetición de video.
  • Sistema CrossFire para la gestión de contenidos, gráficos, marcador del juego, estadísticas y alineaciones en las pantallas de la parte superior de los jardines.
  • Sistema Blaze para la gestión de contenidos en las pantallas de los muros, cintillos y la pantalla traslúcida.
  • Sistema de sonido PA Nexo GEOS12, siete arreglos lineales de 4 cajas cada uno y subwoofer volado.
  • Sistema de audio distribuido Community para explanada, donde además se manda la señal de radio con la narración del juego.

La señal de Diablos TV

Para la producción de la señal televisiva de los juegos que los Diablos Rojos del México disputan como locales en el Estadio Alfredo Harp Helú, la organización cuenta con el sistema Diablos TV, que integra a todo un equipo de productores, realizadores y demás personal técnico. Como parte de la nueva infraestructura para el estadio, Panasonic y Diablos TV diseñaron una solución de producción de televisión en la que se aprovechó el equipo con el que se transmitía desde una unidad móvil (previamente desarrollado por la empresa japonesa) en el Estadio Fray Nano y se sumaron nuevos dispositivos para elevar la calidad de la captura de los juegos.

Diablos TV tiene su origen en el deseo de la directiva del equipo por crear un verdadero canal con su propia transmisión para redes sociales o para televisión de paga. Para este proyecto, Panasonic apoyó con tecnología, soporte técnico y la asesoría necesaria para hacerlo realidad.

Los experimentados realizadores Marco Antonio Ávila Toledo y Ginelin Gallardo López tienen a su cargo la operación completa de Diablos TV. Su principal reto fue dar vida al proyecto y sentar las bases del lenguaje visual para transmitir béisbol tanto en la pantalla televisiva como en las plataformas de redes sociales. Como el proyecto inició hace cinco temporadas, contando la Liga Invernal, la experiencia acumulada se percibe en la calidad de la producción al aire. Dicha experiencia también obró a su favor al momento de decidir los detalles de la producción dentro del nuevo estadio y establecer la ubicación, tiros y modelos de cámaras.

“Para este nuevo estadio tuvimos que instalar larguísimas tiradas de cable de fibra óptica, entre 120 y 250 metros, pero valió la pena. Instalamos dos nuevas cámaras robóticas que van al pie de los postes de foul; eso ofrece una nueva perspectiva al juego por televisión”, comenta Marco Antonio Ávila. “Incluimos cámaras robóticas, cámaras para el estudio, repetidor, las grabadoras para registro… fue un proceso orgánico que a la gente aficionada a las redes sociales le fue gustando; mejoramos en cuestiones de realización…”, agrega Ginelin Gallardo.

Al igual que con las instalaciones del estadio, Diablos TV también contó con asesoría y aprobación de la MLB. Hoy día Diablos TV hace toda la producción y envía señal para su difusión en redes sociales y a la empresa de televisión Sky, quien la distribuye a los sistemas de TV por paga a todo el país. La señal de Diablos TV se genera en resolución Full HD (1920 x 1080) y todos los programas se almacenan en tarjetas P2 para generar un archivo histórico.

Diablos TV también entrega la señal program de audio y video a la Cabina de Control y Animación del estadio, en donde se usa como parte de los contenidos que se despliegan en las pantallas gigantes o para la revisión de los umpires. “A diferencia de otros deportes, en el béisbol sí está permitida la repetición en video para revisar jugadas polémicas; los umpires pueden ver la señal del program que nosotros mandamos a la Liga Mexicana de Béisbol (LMB)”, explica Marco Ávila.

En poco tiempo, Diablos TV se ha consolidado como el canal de béisbol con mejores transmisiones de la Liga Mexicana de Béisbol; así lo hacen saber los comentarios en redes sociales, donde se considera que Diablos TV es un canal con nivel de las “Grandes Ligas”. “Ha sido un proceso largo, hoy estamos orgullosos de nuestro equipo: cinco camarógrafos, seis operadores para las funciones de repeticiones, switcher, gráficos, robóticas, audio y video; dos asistentes y dos productores”, remata Ginelin Gallardo.

“Panasonic no solo nos brindó todo el equipamiento para Diablos TV, se comprometieron con el proyecto y nos guiaron de la mano; hoy puedo asegurar que tenemos una soberbia producción, lo que se traduce también en mejor comercialización. Esto es un gran plus de la marca hacia esta organización”, nos dice Othón Díaz.

Las herramientas de captura creativa de Panasonic

Para la cobertura de un juego de los Diablos Rojos se utilizan cuatro cámaras AK-HC5000, operadas por camarógrafos desde posiciones fijas clave (en primera base, tercera base, la que apunta al bateador y detrás del home) que llevan el mayor peso durante la transmisión. Cuatro cámaras robóticas AW-HR140 tipo PTZ (Pan-Tilt-Zoom) ofrecen distintos ángulos del juego; dos de ellas se ubican sobre la barda de los jardines, justo en la marca del foul, y las dos restantes están instaladas en el primer nivel de las tribunas, en la parte lateral de ambos jardines. La imagen del calentamiento de los lanzadores relevistas se cubre con dos cámaras robóticas AW-H130, una por cada bullpen.

Otras dos cámaras robóticas AW-H2 están disponibles para capturar la imagen de los narradores desde el palco de comentaristas y una cámara portátil AJ-PX800 se puede utilizar para aspectos de público, detalles del bateador, algún jugador que esté en primera, el clásico “pisa y corre” y otras coberturas específicas.

La cabina de producción, ubicada en la parte baja del estadio, está equipada con un switcher AV-HS6000 de producción en vivo con dos bancos para efectos y un switcher AW-HS50N dedicado a las cámaras robóticas (que son operadas remotamente con los controladores AK-HRP1000 y AW-RP120). Diferentes monitores de 17 pulgadas, con calidad de producción de video, y otros tantos monitores LED de pantalla plana, ayudan al equipo de producción a realizar su trabajo con la precisión debida.

Por supuesto, la señal de Diablos TV cuenta con la participación de reconocidos narradores. Para captar su voz se utilizan micrófonos de diadema, cuyo audio se suma al sonido captado por varios micrófonos ambientales instalados en diferentes puntos del estadio.

Todos los juegos, almacenados en tarjetas P2 HD a través de un par de grabadoras AG-HDP24 P2, forman parte del archivo histórico del equipo y también están disponibles en línea desde el canal de YouTube de Diablos TV.

Equipos complementarios de audio y video para el Estadio Alfredo Harp Helú

  • Sistema 3Play para repetición de video
  • Router de video SmartVideo Hub
  • Switcher LiveStream Studio para transmisión en línea
  • Sistema de intercomunicación Kroma
  • Consola de audio Yamaha
  • Microfonía Sennheiser

El hogar de los Diablos Rojos, un estadio de clase mundial

Para Othón Díaz, el presidente ejecutivo de los Diablos Rojos, este nuevo estadio será el modelo a seguir para la Liga Mexicana de Béisbol. “La siguiente etapa es su internacionalización; queremos seguir innovando, es este nuestro compromiso”, asegura el directivo. Así que su trabajo tendrá metas tan variadas como la realización de eventos de carácter internacional o el aprovechar las posibilidades de interacción que ofrecen las redes sociales. Los Diablos Rojos son un equipo muy querido y con muchos seguidores por lo que esta popularidad debe servir también para contribuir al desarrollo integral de niños y jóvenes. “Queremos que la gente nos vea y se integre una cultura deportiva por el bien del país”, expresa Díaz.

Bajo ese primer compromiso de crear un estadio de clase mundial es que Panasonic visualiza los alcances de este proyecto a largo plazo. “La infraestructura audiovisual y de conectividad con la que cuenta el nuevo Estadio Alfredo Harp Helú está lista para abrir un gran panorama de posibilidades futuras. Desde la producción de video o el despliegue de innovadores contenidos hasta nuevas formas de interacción y vinculación con el público visitante”, concluye Ken Tsutsumi de Panasonic de México.

“Queríamos lograr una experiencia total y hoy la presumimos a nuestra afición, que supo esperar años para tener un estadio de clase mundial; y mucha de esta magia se la debemos a Panasonic, nuestro socio principal en tecnología”, finaliza Othón Díaz, un directivo que vive por y para el deporte en México.