Por su desempeño y larga vida útil, los proyectores Casio LampFree ayudan a Royal Bol a crear el ambiente ideal para que sus visitantes disfruten de agradables momentos de entretenimiento en un innovador concepto de boliche.

 El boliche es uno de los conceptos de entretenimiento que se ha transformado a gran velocidad. Año tras año, los boliches añaden nuevos elementos para que el público viva una experiencia integral. Hoy podemos disfrutar al tirar una chuza mientras bebemos un coctel en un espacio con gran iluminación, música a la moda y múltiples pantallas gigantes para seguir las acciones de nuestro equipo deportivo favorito. La empresa Royal Bol, con dos sucursales en la Ciudad de México, tiene muy claro este nuevo concepto de boliche y sabe que las herramientas tecnológicas, como los proyectores Casio LampFree que alimentan sus pantallas, son indispensables para impactar a los visitantes y convertirlos en clientes habituales.

Ubicada en el centro comercial de la imponente Torre Manacar, al sur de la capital mexicana, la nueva sucursal Royal Bol Manacar capta nuestra atención desde antes de cruzar sus puertas, ya que sus enormes ventanales nos permiten observar el amplio espacio interior con 16 pistas de boliche, mesas de billar, área de bar y restaurante, iluminación LED multicolor, decenas de monitores planos y proyección en pantalla grande.

Jessy Milstein, directivo de Royal Bol, nos explica que en la Ciudad de México existe una férrea competencia en la industria del entretenimiento, es por ello que buscan ofrecer un concepto innovador y no escatiman al momento de invertir para satisfacer las exigencias del público.

Uno de estos requerimientos se centra en la disponibilidad de contenidos de video, que al igual que el audio, son fundamentales para completar el menú recreativo en los boliches de la actualidad. Para resolver este punto, Royal Bol Manacar cuenta con un sistema de distribución de video capaz de cumplir múltiples deseos, tanto los de la familia que pide ver el futbol en la pantalla de la pista No.2, como los del grupo de amigos que solicita el béisbol en la pantalla de la pista No. 10. El sistema permite variadas opciones de contenidos en video que se despliegan de forma espectacular gracias al uso de grandes pantallas y proyectores LampFree de Casio.

¿Cuántas chuzas pueden tirarse en 20 mil horas?

En el extremo final de las pistas de boliche, justo arriba del pin deck en donde se colocan los pinos, se han instalado las pantallas que muestran las acciones de los eventos deportivos del día o los videos musicales de actualidad. Royal Bol Manacar cuenta con ocho pantallas de proyección frontal, cada una abarca el ancho de dos pistas, alimentadas por la luminosa imagen de ocho proyectores Casio LampFree, modelo Advanced.  

Jessy Milstein nos revela que, en su primera sucursal, Royal Bol Santa Fe, instalaron proyectores de lámpara de mercurio y pronto notaron que las labores y costos de mantenimiento, además del reemplazo de lámparas, representaban un gasto muy alto. En la búsqueda de una mejor alternativa de proyección, descubrieron la tecnología láser-LED, mediante la recomendación de los colegas de una de las principales cadenas de boliches en los Estados Unidos, quienes son usuarios de los equipos LampFree. Así que decidieron confiar en Casio para la solución de proyección en la nueva sucursal de Royal Bol Manacar.

En muy poco tiempo, la tecnología de los LampFree demostró un desempeño confiable en cuanto a luminosidad, nitidez y operación por largas horas. Poco después, quedó en evidencia que el mantenimiento era mínimo y de muy bajo costo, por lo que dispusieron que los proyectores de lámpara de mercurio instalados en Royal Bol Santa Fe fueran sustituidos por modelos LampFree.

Royal Bol Manacar abre al público todos los días y opera durante más de 12 horas seguidas, lo que representa que los proyectores se mantienen encendidos por más de 4 mil horas al año. Sabemos que los proyectores con fuente lumínica láser-LED ofrecen un tiempo de vida útil superior a las 20 mil horas, lo que garantiza que los LampFree operaran por cerca de cinco años con un desempeño estable, sin requerir de sustitución de partes y con un bajo costo de mantenimiento. 

Versatilidad y experiencia al servicio del cliente

Además de los proyectores, el resto de las herramientas tecnológicas permiten a Royal Bol aprovechar la gran versatilidad de sus espacios y adaptarlos fácilmente a las necesidades del cliente. Cuando una fiesta infantil o un evento corporativo lo requieren, se utiliza una de las tabletas digitales con el software de control para hacer los ajustes necesarios y crear un área privada al personalizar la iluminación, música, los contenidos de video y hasta el marcador e información del juego. Al delimitar dicha área con un ingenioso sistema de cortinas, se logra la impresión de tener un espacio exclusivo, aislado del resto del público.

La suma de los detalles complementa la experiencia del visitante. El logo de Royal Bol, una Flor de Liz formada a partir de un pino invertido, está presente desde los zapatos, hasta las bolas de boliche; el mobiliario y los acabados en madera dan un toque de calidez que contrasta con la iluminación. “Somos pioneros en el uso de pistas blancas, podemos jugar con ellas y “pintarlas” con la iluminación para crear un ambiente colorido, desde la moderna elegancia de un espacio tipo lounge, hasta la vibrante energía de una disco”, señala Jessy Milstein.  

Luis Zyman, gerente de Royal Bol Manacar, no duda en añadir que cada uno de sus colaboradores son elementos clave del éxito, tanto quien opera la tecnología, como quien prepara los alimentos. “Buscamos gente con experiencia y reforzamos sus conocimientos a través de la capacitación en todas las áreas. Prácticamente no tenemos rotación de personal, nuestros colaboradores disfrutan su trabajo y se nota en la operación diaria”, afirma el experimentado Luis.

“Nuestro plan permanente es diferenciarnos del resto de la competencia y dejar satisfecho a nuestro público. En cuanto a crecimiento, buscamos consolidarnos en la zona metropolitana de la Ciudad de México, así que estamos atentos a las diferentes oportunidades de inversión”, finaliza Jessy Milstein.

Royal Bol Manacar en números

  • 16 pistas de boliche con superficie blanca, dos áreas de billar, dardos, barra y zona de restaurante.
  • Ocho pantallas de proyección frontal con despliegue de imagen a través de ocho proyectores Casio LampFree, modelo Advanced.
  • Sistema de video para señalización digital con más de 40 monitores planos con tecnología LED. Con opciones para transmitir siete señales, desde contenidos con promociones, hasta TV, Internet o un reproductor de video.
  • Sistema de iluminación LED con capacidad para ajustar intensidad y colores, creación de ambientes personalizados en cada una de las pistas y sincronización con el ritmo de la música.
  • Un potente sistema de audio distribuido en ocho zonas con capacidad para trabajar con diferentes señales, desde la transmisión de los canales de TV, música de diferentes servicios o la proveniente de cabina de DJ.
  • Programa de software para gestión de las pistas de boliche con control de múltiples rubros, desde el marcador del juego u opciones de partidas, hasta la comunicación entre usuarios de diferentes pistas y personalización de pantallas.
  • Sistema IP de seguridad preventiva con más de 50 cámaras de vigilancia, monitoreo en sitio con acceso remoto desde cualquier dispositivo y amplia capacidad de grabación.
  • Royal Bol cuenta con dos sucursales en la Ciudad de México: Royal Bol Manacar, en el centro comercial de Torre Manacar y Royal Bol Santa Fe, dentro del centro comercial Garden Santa Fe.