Sonos presentó Sonos Arc, su nuevo estandarte en sonido para cine en casa. Se trata de su primera barra de sonido que puede desplegar sonido “espacial” a partir de contenidos con Dolby Atmos, además se presenta como la opción con mayor calidad sonora, musical y cinematográfica jamás creada por la marca.

Sonos Arc tenía que llegar, ¿es muy tarde en un mercado saturado? La empresa de California habría de dar un golpe en la mesa y develar un producto que supere las expectativas. Y es que hay muchas opciones en el mercado que se sustenten como barras de sonido con Dolby Atmos. Sonos decidió que la calidad de sonido tenía que ser su carta de presentación, lo mismo la facilidad de uso, su compatibilidad con decenas de servicios de streaming musicales (y ahora con muchas plataformas de video con contenidos surround en Dolby Atmos) y su truco infalible: ser el mejor sistema de sonido inalámbrico multiroom.

Pero en algo destaca y es donde sus competidores no han podido igualarlos: la confiabilidad de su app. Ahí está el secreto de Sonos. Ningún otro sistema es tan fácil para configurar ni tan sencillo de operar y de entender. Hoy día, mi hija de 9 años controla Sonos como toda una experta. Todo lo anterior no se puede afirmar de marcas encumbradas en audio pero con pobre ingeniería digital, dudosa experiencia en redes y apps desastrosas en lo funcional.

Desarrollada  bajo  la  nueva  generación  de  la  plataforma  de  software  S2  de  Sonos,  Arc  puede controlarse desde la nueva app Sonos, con el control remoto de tu TV, con Apple AirPlay 2 y con tu voz usando Amazon Alexa o el Asistente de Google. La instalación es simple gracias a una sencilla conexión mediante HDMI eARC o ARC. Aún así se incluye un adaptador para conectar una salida digital Toslink de televisores antiguos.

Cabe acotar que Sonos trabajó extensivamente con Giles Martin (productor musical, ganador de Grammy´s e hijo de la leyenda) y con Chris Jenkins (ingeniero de audio para muchas películas -MadMax por decir un ejemplo y ganador de tres Oscares como mejor sonido) como los oídos críticos que escucharon todos los prototipos y al final dieron su visto bueno para certificar que la Sonos Arc era una bocina ideal para Hi-Fi y para películas al máximo nivel en ambientes residenciales.

Arc  estará  disponible  en  México  a  partir  de  la  segunda quincena  de  junio  por  $19,999 pesos.

Lo nuevo es lo diferente

Sonos Beam ya había hecho un trabajo excelente. Muy pronto se posicionó con el producto de mayor utilidad para la marca. Era la primera Smartbar para tu sala. Sin embargo, es una barra de sonido un tanto pequeña para los tamaños mamut de televisores actuales (65 pulgadas y más) y queda “chica” en salas que superen los 18-20 metros cuadrados.

A Sonos le urgía una barra de sonido “grande” con toda la nueva ingeniería de sus mas recientes productos. Su PlayBar data de 2013 y su PlayBase (del 2017) a pesar de ser un gran producto no estaba lo suficientemente actualizado para competir con las opciones de “sonido espacial basado en objetos” que son resultan comunes y asequibles en este 2020.

En primera instancia tenemos la Sonos Arc que destaca por un diseño elegante, minimalista, limpio pero con una connotación de poder y sobre todo de amplitud. Los creativos de la empresa de Santa Barbara han apostado por un sistema que parece una apetecible baguette larga y eso la hace impactante a la vista, destaca entre las horrendas barras rectangulares negras tan comunes en el mercado. Ingeniería, diseño y marketing trabajando al unísono.

Su forma caprichosa se debe a un trabajo de diseño ingenioso sobre materiales plásticos como el policarbonato termo formado. Esta técnica de fabricación logra una forma semicilíndrica de 270 grados (una especie de “C”). Además la malla está microperforada con 76,000 agujeros que permiten el paso del sonido (y de la señal WiFi) sin ninguna restricción. Los ingenieros de Sonos dicen que funcionará muy bien en salas cuyos asientos se encuentren entre 2.1 y hasta 4.5 metros de distancia de la TV (y de la Sonos Arc).

Si algo ha caracterizado a Sonos, es una soberbia respuesta de graves que sobrepasa la expectativa acorde a su tamaño. Así lo ha demostrado últimamente con la barra Sonos Beam que cabe acotar es su producto más exitoso y con las Sonos One y la Play:5 (que ahora en adelante se conocerá como Sonos 5). Incluso sin subwoofer estos tres productos se distinguen por graves poderosos (considerando su tamaño), pero controlados, profundos pero musicales. Sonos Arc promete una respuesta de graves aún mayor, eso gracias a nuevos drivers y a un férreo procesamiento digital. Sonos nos ha confirmado que los graves solo pueden obtenerse extendiendo la superficie física de los drivers, así que al actuar todos los pequeños woofers a la vez, es como si tuviéramos la respuesta de un gran driver. Cosas de la electrónica moderna.

Hi-Fi Arc

Preguntamos a los ejecutivos de Sonos, si la Arc debería considerarse como una bocina HiFi (más allá de sus capacidades como corazón de un cine en casa). “Hemos puesto toda la ingeniería dispuesta para que la gente disfrute la música como nunca antes lo ha hecho desde una barra de sonido”. Ya antes hablamos de la respuesta de graves de la Arc, de hecho cuando detecta sonido estéreo, los drivers de sonido superior (los que apuntan hacia el techo) se suman a los frontales y laterales para generar mayor cantidad y calidad de graves. A esto habrá que agregar toda la tecnología de las guías de onda (la parte externa que dispara el sonido de los tweeters), estas cuñas de plástico son obra mayor en cuanto a acústica se refiere y son las culpables de la amplia sensación de escenario sonoro (soundstage), así como de la brillantez en la respuesta de agudos. En definitiva estamos ante una bocina de verdadera alta fidelidad.

El canal central provee claridad en el diálogo. Los canales izquierdo y derecho generan la sensación de espacio e inmersión. Los canales de surround laterales y los de “altura” complementan una experiencia de sonido más inmersiva; tridimensional.

Sonos Arc cuenta con una tecnología de corrección de fase que funciona de cierta manera simulando los sistemas de cancelación activa de ruido. Sonos lo llama Phase Speaker Array cuya misión es ofrecer la máxima precisión del sonido. Imaginemos que hay una explosión que ocurre en el lado izquierdo frontal de la imagen, es obvio que “sonará” el array izquierdo (midwoofer y tweeter), pero en la realidad, en cualquier otra barra de sonido también “suena” el canal central y el canal derecho. Sonos Arc hace un procesamiento digital en estos canales central y derecho generando sonidos pero en fase inversa lo que se traduce en cancelación del sonido. Al final el canal izquierdo “suena” con máxima precisión.

Otra cosa que resulta adictiva y que Sonos la ha llevado a un extremo positivo es la tecnología Trueplay, la cual permite hacer una optimización acústica especifica para cada lugar ( a través del micrófono de un smartphone y la app Sonos, se va captando pulsos que genera la bocina, para luego ejecutar una procesamiento digital que proporciona la mejor respuesta de la bocina comparativamente al espacio donde se ubica). Bueno pues Trueplay ha sido notablemente mejorado para Sonos Arc pues debe funcionar ponderando y considerando paredes laterales, piso y techo a la vez que están funcionando 11 drivers a la vez (8 midwoofers y 3 tweeters), dos de ellos generando los canales “de altura” para Dolby Atmos. Trueplay debe calcular ángulos, distancias con paredes y techo y la complicada acústica de cada lugar. Los entusiastas del audio saben que una de las características que determina la calidad de audio de un altavoz se conoce como Time Alignment; la idea es lograr que todos los sonidos de los drivers “lleguen” al mismo tiempo a los oídos, parece fácil pero es muy complicado lograrlo de manera acústica-física (hay que retrasar el tweeter por ejemplo o trabajar arduamente en el crossover). O como Sonos, contar con un procesamiento digital de vanguardia. La alineación en tiempo es un concepto muy apreciado por audiófilos, expertos y periodistas especializados. Sonos es la única marca Hi-Fi de consumo masivo que está trabajando esta tecnología y se nota.

Es importante notar que la Sonos Arc debe colocarse sobre una credenza o anclada en la pared (Sonos vende el soporte especial como accesorio) y NUNCA dentro de un mueble pues esto arruinaría la optimización Trueplay y no habría el generosos despliegue del sonido tridimensional del Dolby Atmos. Como ventaja, Sonos Arc cuenta con sensor para detectar su ubicación sobre mueble o en pared para hacer el procesamiento digital y la ecualización conducente.

La importancia del Radio

En Sonos aseguran que la escucha de radio (con más del 50% del tiempo de los oyentes) sobrepasa por mucho a cualquier otro servicio de streaming y esto les indicó el camino claro que habían de seguir.

Hace poco más de un mes se lanzó Sonos Radio, la nueva experiencia radiofónica de Sonos que supo aglutinar todas las estaciones de radio online (no importa si venían de sistemas como iHeart Radio o TuneIn Radio, más las que no estaban integradas en esos servicios) en una sola interfaz que visualmente es muy atractiva y que ofrece una usabilidad insuperable.

Además cuenta con la nueva firma sonora creada por Philip Glass, así que ahora Sonos también tiene una identidad sónica que los identifica. Aquí puedes leer esa historia.

Hoy día es posible escuchar miles de estaciones de radio de todo el planeta y escoger nuestras favoritas. Además Sonos Radio lanzó su propia colección de estaciones por géneros e incluso tres estaciones exclusivas con contenidos auditivos y musicales sobresalientes: Sonos Sound System con una exquisita selección de música actual, Encyclopedia of Brittany Howard (mi favorita por su eclecticismo y fluidez rítmica) y In the Absence of Thereof, curada por Thom Yorke (muy experimental, mucho ambient, noise, jazz clásico y electrónica low-fi, o sea para gustos muy avant-garde).

Surround espacial

Y no nos referimos al espacio sideral, sino al interesante concepto de Dolby Atmos (ver la columna lateral), implementación tecnológica de sonido surround multicanal que resultaba obligada para la Sonos Arc. Esto es muy importante para Sonos y para los entusiastas del sonido pues además abre la posibilidad que los productos Sonos de última generación soporten codecs de audio de alta resolución (High Res Audio con formatos 24 bits 96 kHz y superiores), algo que ha sido una petición permanente. ¿Sucederá? No es seguro pero cabe la posibilidad, esto gracias a la nueva plataforma S2 con su respectiva app que estará llegando a los usuarios de Sonos en este mes de junio.

Regresemos a Dolby Atmos. Una barra de sonido simple podría poner dos drivers apuntando al cielo y un chip que soporte Dolby Atmos y estaría lista. Pero en Sonos, las soluciones simplistas no tienen cabida. Sonos Arc es una obra maestra de ingeniería digital y acústica. Es una solución creada desde cero que les ha llevado más de dos años en su realización. En Sonos prevalece la comunicación entre los equipos de acústica, sonido, electrónica digital, diseño industrial y empaque.

Once bocinas internas de alto desempeño, incluidas dos orientadas hacia arriba  para  audio  3D,  generan nitidez,  detalle  y  profundidad.  Calibrada en colaboración con ingenieros de sonido ganadores del premio  Óscar, Arc  ajusta su perfil sonoro  a través de software, en función de la configuración del teatro en casa y de lo que estés reproduciendo, ya sea estéreo, Dolby Audio 5.1 o Dolby Atmos.

En algo que cumple sobradamente Sonos Arc es en su promesa de ofrecer un sonido verdaderamente inmersivo y aunque esto depende mucho de las condiciones de una habitación, la sensación de estar envuelto en una esfera sonora es prácticamente una realidad. Cabe acotar que hoy día existen al menos 25 servicios de streaming que ofrece ya Dolby Atmos, la gran mayoría para video y películas, pero hay dos para música exclusivamente: Tidal y Amazon Music (ambos todavía con una selección limitada pero creciente).

El Concepto Dolby Atmos

Las bandas sonoras envolventes tradicionales deben confinar todos los sonidos a los canales 5.1 o 7.1 de una configuración típica de cine en casa. Si una escena requiere, por ejemplo, el despegue de un helicóptero, ese sonido debe asignarse a canales específicos y mezclarse con otros sonidos. 

Aunque ese helicóptero puede moverse a través de los canales, no puede ir por encima de ti. Sólo se escucha desde un pequeño número de lugares predeterminados definidos por la configuración de los altavoces, no como se escucharía en la vida real. 

Dolby Atmos, por el contrario, libera el sonido de los canales. Es el primer formato de audio cinematográfico en el que los sonidos existen como entidades individuales, llamadas objetos de audio. En Dolby Atmos, cualquier sonido, como un helicóptero, un coche chirriando en una esquina o el canto de un pájaro melódico, puede existir como un objeto de audio independiente, libre de restricciones de canal. Pueden ser colocados con precisión y movidos a cualquier lugar de su habitación, incluyendo la parte superior, para que fluyan sobre y alrededor de usted en el espacio tridimensional. 

A través del uso de objetos de audio, el sonido aéreo y toda la riqueza, claridad y potencia del sonido Dolby, Dolby Atmos convierte su habitación en un lugar increíble para el entretenimiento. Te sentirás como si estuvieras dentro de la acción, en formas que nunca antes habías experimentado.

Dolby Atmos para el hogar representa cada sonido de la mezcla original del cine como un objeto de audio. Las extensiones de los códecs Dolby Audio™, junto con un algoritmo escalable avanzado, permiten que Dolby Atmos se entregue a través de Blu-ray Disc y medios de transmisión streaming en línea. Un receptor de audio/video (AVR) Dolby Atmos (o una barra de sonido) adapta la experiencia cinematográfica a su cine en casa desde siete altavoces hasta 34, recreando el concepto artístico original.

Soporta hasta 128 objetos de audio independientes simultáneos en una mezcla para un sonido rico, realista e impresionante

Recrea el concepto original del director a través de metadatos descriptivos para proporcionar una reproducción personalizada para el cine en casa.

Entrega los sonidos por encima de ti a través de altavoces de techo, altavoces especiales Dolby Atmos de encendido ascendente, o una barra de sonido habilitada para Dolby Atmos