Entra en la Iglesia de Sainte-Famille y no sólo estás ingresando en una casa de adoración, sino que estás tomando un viaje transformador a través del tiempo. Fundada por el primer obispo de Nouvelle France hace más de tres siglos, la iglesia es una de las más antiguas de América del Norte, y su tradición se refleja en su arquitectura distintiva y en los frescos originales de colores ricos que adornan sus paredes y techo, así como en la cúpula sobre su ábside semicircular.

Como parte de un reciente proyecto de revitalización, patrocinado por el Consejo del Patrimonio de Québec, la arquitectura de la iglesia florece y los impresionantes frescos brillan ahora con un nuevo resplandor, gracias a un diseño de iluminación totalmente LED cuidadosamente planeado por Philippe Péquignot que cuenta con una colección de luminarias CHAUVET Professional, suministrado por XYZ Technologie Culturelle de Montreal.

“Nuestra misión era exhibir la iglesia y sus frescos sin menoscabar la estética original del edificio ni su obra de arte “, dijo Charles Cadieux de XYZ Technologie Culturelle, que prestó asistencia técnica en el diseño del proyecto, además de especificar y suministrar las luces. “La selección de las luminarias LED correctas y la colocación juiciosa de las mismas fueron cruciales para ayudarnos a lograr este objetivo”.
“El uso de luminarias LED era esencial para este proyecto”, dijo Cadieux, dada la edad de los frescos. Los frescos todavía tenían su pintura original, así que no queríamos exponerlos al calor de un lámpara no LED”, dijo. “Nos comprometimos a hacer de esto una instalación totalmente LED”.

XYZ Technologie Culturelle especificó 10 elipsoidales compactos Ovation Min-E-10CW, un fresnel Ovation F-95 WW, 31 wash COLORdash Batten-Quad 12 y 12 wash lineales COLORdash Batten-Quad 6 RGBA, así como 15 luminarias S-Par 1 RGBA COLORdash S-Par 1 RGBA. El resultado de estas luminarias fue un factor crítico en la decisión de utilizarlas en Sainte-Famille. Sin embargo, antes de que pudieran siquiera empezar a ver el brillo, el equipo de diseño tuvo que convencerse de que las luminarias eran lo suficientemente compactos como para no alterar la estética de la iglesia.
“Desde el principio, era una regla férrea que cualquier cosa que instaláramos tendría que ser ocultada por los detalles arquitectónicos del edificio”, dijo Cadieux. Para mantener el aspecto original de la iglesia, era esencial ocultar las luminarias. Sin embargo, al mismo tiempo queríamos el brillo. Las compactas luces Chauvet nos permitieron tener ambas características”.

Debido a su doble objetivo de crear brillo y mantener las luminarias fuera de la vista, el equipo de diseño tuvo que prestar mucha atención a la colocación de las luces. Dependían de la arquitectura del edificio para cubrir las instalaciones. Por ejemplo, las 11 unidades Ovation en la instalación están estratégicamente colocadas a 25 pies de altura sobre el altar, con sus bases bloqueadas por varios detalles arquitectónicos.
“Este arreglo nos permite ocultar las Ovation mientras dejamos que su flujo luminoso transforme los frescos”, dice Cadieux. “El alto rendimiento de los LED de las Ovation produce una iluminación general del altar y del asiento del obispo”.

“Las luminarias COLORdash fueron utilizadas para acentuar la arquitectura de la iglesia, así como los frescos. Decidimos ir con la serie COLORdash, por su bajo perfil y alta eficiencia de proyección”, dijo Cadieux. “Otra característica que realmente valoramos fue su habilidad para mostrar colores muy vivos. La iglesia puede transformar completamente su aspecto cambiando los colores”.

Semejante transformación de color nunca podría haberse imaginado hace años cuando los frescos fueron pintados originalmente en sus brillantes colores. Sin embargo, a través de la aplicación reflexiva de la nueva tecnología, este arte atemporal florece ahora como nunca antes.